•  |
  •  |

Nicaragua tendrá un mejor invierno este año, según la proyección presentada por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter. De acuerdo a la nota técnica, este año el país será favorecido en la época lluviosa, pues aunque haya déficit en las precipitaciones, este no tendrá comparación con los negativos registros del año pasado.

Según los pronósticos, los diferentes centros de vigilancia del fenómeno El Niño mantienen la posibilidad que se desarrolle en los primeros meses del año (enero o febrero); sin embargo, presentará la tendencia a desaparecer en marzo o abril.

El informe explica que una de las principales características de este fenómeno es el calentamiento de las aguas del océano Pacífico, lo que posiblemente provoque el déficit de lluvias.

Así mismo, Ineter definió dos escenarios en los que se podría presentar el periodo lluvioso.

“El primer escenario es que el fenómeno El Niño, de forma débil, se desarrolle y se prolongue hasta los primeros meses del período lluvioso, luego se desvanezca. El segundo contexto sería que El Niño, de forma débil, se desarrolle y desaparezca en marzo o abril y lleguemos a una etapa neutral (sin fenómeno) en los meses de mayo y julio”, citan las proyecciones de Ineter.

Por lo tanto, el ente estatal reitera que luego de los registros estudiados, es poco probable de que una sequía afecte al país este año.

“Técnicamente lo que se presentaría es un periodo lluvioso con anomalías en las precipitaciones, no sería sequía, mucho menos habrían afectaciones como el año pasado”, remarca el análisis de la institución.