•  |
  •  |
  • END

El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, lamentó el recorte de más ayuda externa al Presupuesto General de la República, y dijo que la única salida que le quedaría al país es tratar de solventar el déficit a través de la sobrerrecaudación o con el ingreso de ayuda del ALBA, la cual tendría por fuerza que incorporarse a las cuentas, a como ocurre con los otros donantes y cooperantes.

“Nuestra posición es que la cooperación siempre es necesaria porque es complementaria a las necesidades financieras que tenemos como país, porque la entrega de recursos de parte de algunos donantes, es para darle mayor estabilidad con recursos líquidos al Presupuesto”, dijo Rosales.

Los recortes
La semana pasada Estados Unidos decidió congelar unos 64 millones de dólares, que estaban pendientes de desembolsarse de la Cuenta Reto del Milenio. La ayuda presupuestaria programada para este año en 115 millones de dólares, de los cuales solamente se han desembolsado doce, se tambalea en la cuerda floja y podría cancelarse de forma definitiva en 2009, como resultado de la crisis de credibilidad democrática que enfrenta el gobierno del presidente Ortega.

El embajador de Holanda, Lambert Grijns, confirmó que su gobierno decidió reducir en un 50% el desembolso de la ayuda presupuestaria programada. Lo programado eran 12 millones de euros, y se desembolsaron 6 millones, unos 7.5 millones de dólares, y todavía está pendiente de conocerse la decisión de la Unión Europea sobre un paquete que suma 29.5 millones de euros (casi 37 millones de dólares) en ayuda presupuestaria.

El presidente del BCN dijo que a pesar de que se ha anunciado que más ayuda de los países y organismos cooperantes se encuentra en peligro, se debe pensar con optimismo, aunque hizo un llamado a todos los nicaragüenses a estar conscientes de que hay que hacer un esfuerzo mayúsculo para pasar el mal momento financiero.

“Lo importante aquí es que cumplamos con los grandes objetivos que tenemos para el año, fundamentalmente que logremos crecer entre el 3 y 4 por ciento, tener una inflación controlada para que no sea mayor que la del año pasado, y garantizar empleo a los nicaragüenses”, dijo Rosales.

Explicó que la cooperación tiene distintas vertientes, una es la que va directamente al Presupuesto, que es la del Grupo de Apoyo Presupuestario, y que ante su ausencia, lo que se había previsto a realizar con esos fondos, tendrá que desarrollarse con recursos que no sean de la cooperación.

“Eso significa que si habíamos previsto ejecutar en el Presupuesto una determinada cifra y su fundamento estaba en lo que se recauda y se recibe de cooperación directamente al Presupuesto, si ahora ya no lo tenés, pues hay que buscar cómo lograr los ingresos que te permitan cumplir con tu presupuesto de ingresos”, dijo el titular del BCN.

Recursos ALBA tendrían que incluirse en Presupuesto
Recordó que para este año el país necesitaba 5,516 millones de córdobas para cubrir el déficit del Presupuesto, que contemplaba ingresos de unos 23,100 millones, y gastos de 28,600, y que para hacerlo se requeriría de donaciones, una parte de ellas “atadas” y la otra, es la parte de los recursos líquidos que brindan los cooperantes.

“Al no ingresar esos recursos, pues la única esperanza que nos queda es la sobrerrecaudación. Si no es eso, pues podría ser que se nos brinde cooperación por otro lado a través del ALBA, pero que tendría que incorporarse, para asegurar que se va a poder llenar ese hueco”, señaló Rosales.

¿Mientras tanto qué pasa?
“No sabemos cómo vamos a navegar en este trecho sin conocer si efectivamente podremos solventar el déficit con una sobrerrecaudación, tenemos que sentarnos a hacer números para ver si podemos cumplir o no con el Presupuesto en lo que se refiere a gastos”.

¿Cómo observa el panorama para 2009?
“Las decisiones de retiro de ayuda presupuestaria, si es que se diera esto, nos obligaría a hacer nuevos ajustes, porque hasta el momento los acuerdos para el próximo año en lo que se refiere a la mesa de cooperantes, y esperamos que eso se cumpla, ese es el propósito. Yo soy optimista, lo peor que nos puede pasar a los nicaragüenses es que perdamos la esperanza”.

¿Será que usted se siente más libre con menos apoyo externo al Presupuesto y la economía?
“Creo que las palabras del Presidente (Ortega) se sacaron del contexto, porque creo que lo que quiso decir es que sería importante que Nicaragua no tuviera que depender de la cooperación, que sería lo ideal, lo ideal es que nosotros seamos dueños de nuestro propio destino.

“Nosotros, todos los nicaragüenses, desde el Presidente hasta el ciudadano de la calle, tenemos que centrar todo nuestro esfuerzo para decirle al mundo que requerimos cooperación con el fin de destinar esos recursos a la lucha contra la pobreza”.


A sortear al FMI
Rosales dijo que verán de qué manera lograrán una nueva excepción de parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya misión llegará al país para evaluar el cumplimiento de los compromisos asumidos, aunque reconoció que hacen falta al menos cuatro puntos sin culminarse, entre ellos la elección del Consejo Directivo del Banco Central, que se mantiene acéfalo desde hace varios meses; la aprobación del protocolo de entendimiento entre el gobierno y Unión Fenosa; la aprobación de la reforma presupuestaria 2008, y la aprobación del Presupuesto 2009.

“Vamos a ver qué hacemos, porque la verdad es que estamos claros de que son cosas que no se han cumplido y que estamos comprometidos a hacer definitivamente”, dijo Rosales.

Al respecto, el doctor Humberto Arbulú, representante en Nicaragua del FMI, afirmó a EL NUEVO DIARIO que la revisión se hará en materia monetaria y fiscal, en lo cual trabajarán la misión del organismo multilateral y la del gabinete económico del gobierno nacional.

En ese sentido, serán analizados los principales factores de la crisis internacional que incidirán en el comportamiento de la economía del país, así como las consecuencias del atraso en la aprobación del Presupuesto de la República por parte de los diputados de la Asamblea Nacional.

Arbulú recordó que si se atrasa la aprobación del Presupuesto, también se atrasa la revisión del programa para 2009, dado que aseguró que no pueden trabajar en ello si no están listas las partidas de gastos e ingresos de la nación.

El representante del FMI dijo que aún están pendientes dos préstamos del BID y del Banco Mundial a Nicaragua, cada uno por 40 millones de dólares, pero advirtió que eso no lo revisará la misión técnica del organismo multilateral.

La evaluación será exhaustiva, agregó Arbulú, pero aunque son importantes para Nicaragua, aseguró que no se tocarán algunos proyectos de ley, como la de costas, que le permitirá a Nicaragua enfatizar proyectos turísticos y de energía.