•  |
  •  |
  • END

El gobierno y la Esso están “afinando los detalles” de un acuerdo, que permitirá que el próximo año se puedan almacenar los diez millones de barriles de petróleo procedentes de Venezuela en los tanques de esta empresa petrolera, aseguró ayer el presidente Daniel Ortega luego de reunirse con Murilo Portugal, subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ortega no ahondó en el acuerdo que el equipo gubernamental está negociando con la Esso, pero insistió en que este arreglo solucionará los problemas de almacenamiento de petróleo del gobierno. Tampoco dijo si el arreglo con la transnacional norteamericana incluye la refinación del crudo.

En días pasados, el mandatario calificó a los propietarios de la Esso como mercenarios, y dijo que estudiaba la posibilidad de nacionalizar la importación del petróleo, pues esta empresa se negaba a almacenar y refinar el petróleo que por los beneficios de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) recibe Nicaragua de Venezuela.

“Estamos por afinar detalles de un acuerdo que nos permita superar esta situación (el problema de almacenamiento) para que el próximo año podamos recibir los diez millones de barriles (de petróleo)”, dijo Ortega, teniendo a su lado a Portugal, el tercero al mando del FMI.

Según el Presidente, por no tener tanques para almacenar el petróleo ni una refinería disponible, Nicaragua sólo ha podido recibir dos millones de barriles este año. La compañía Esso Standard Oil es la mayor empresa distribuidora y comercializadora de hidrocarburos de Nicaragua, según cifras del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

La intransigencia de Fenosa

El equipo de Ortega, compuesto por el presidente del Banco Central, Antenor Rosales; el ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara; el asesor económico Bayardo Arce, y el diputado Wálmaro Gutiérrez, conversó con Murilo sobre las relaciones entre el gobierno y Unión Fenosa.
“Estamos negociando, buscando una solución, pero son ellos los que están conspirando contra el clima (de inversión) desgraciadamente”, reiteró el mandatario.

FMI: “Okay”

Para Murilo Portugal, el programa con el FMI propuesto por Nicaragua “es una respuesta positiva para cumplir los retos del país. El programa sigue bien, hay una respuesta positiva, la economía sigue creciendo. La inflación se debe a factores externos e internos como el precio del petróleo y los desastres naturales”, dijo, dando un evidente espaldarazo el gobierno sandinista.

Ante las críticas de Ortega por el “esquema neoliberal” del FMI, Portugal expresó que ya están acostumbrados a oír las críticas. “Esa no es ninguna novedad”, dijo el funcionario de procedencia brasileña y ex ministro del gobierno de Luiz Inácio Lula Da Silva.

“El FMI es una cooperativa de crédito dispuesta a ayudar”, comentó luego.

La historia con la Esso

A finales de agosto de este año, una juez de Chinandega embargó las instalaciones de la Esso en el Puerto de Corinto, procediendo en el depósito contra ley expresa. Supuestamente esta compañía le adeudaba a la Dirección General de Aduanas 109 millones de córdobas.

Según argumentó el director general de Ingresos, Walter Porras, la petrolera les debe unos 85 millones de córdobas, de los cuales 59.9 serían del IVA; 24.5 del IR de los años 2003, 2004 y 2005, más un reparo de 17 millones de córdobas.
Después del embargo los tanques fueron ocupados y allí se almacenó el crudo venezolano. Desde ese tiempo a la fecha, no se ha sabido en qué paró el embargo ni el cobro de los impuestos.