•  |
  •  |
  • END

Los 250 millones de dólares que supuestamente Venezuela aprobó a finales del año pasado para iniciar la primera fase de la construcción en Piedras Blancas, en el municipio de Nagarote, parecen ser literalmente un “sueño”, pese a que funcionarios de los gobiernos de Nicaragua y de Venezuela habían anunciado con “bombos y platillos” finalizar la obra, conocida como “el Supremo Sueño de Bolívar”, en un plazo de cuatro años, contados a partir de enero de 2008.

A finales de diciembre del año pasado, el presidente de Petronic, vicepresidente de Albanisa y tesorero del FSLN, Francisco López, anunció desde La Habana, Cuba, que Venezuela había aprobado un desembolso de 250 millones de dólares para iniciar la primera fase de la construcción de la refinería y una petroquímica. La inversión total se estimaba en 4 mil 500 millones de dólares, cuyas obras se esperaba finalizaran en cuatro años, es decir, en el año 2012.

El 15 de enero de este año, END visitó el plantel de Piedras Blancas, y confirmó que había maquinarias pesadas trabajando en el lugar. Dichas máquinas, según fuentes del gobierno, hacían remoción de tierra como parte de la primera fase de la construcción de la refinería, la cual también contemplaba la instalación de tres tanques para almacenar hasta 100 mil barriles de derivados del petróleo cada uno.

“Recordá que con el acuerdo de la Esso, el Gobierno de Reconciliación importará 10 millones de barriles de combustible (este año), y para eso necesita el plantel uno de la Esso en Corinto, los tanques del centro de despacho de Piedras Blancas y otros tanques con mayor capacidad de almacenamiento”, dijo a END en aquel entonces una fuente del gobierno.

Otro plazo
A mediados de octubre pasado, Pedro Luis Penso, consejero de la Embajada de Venezuela en Managua, anunció en una ponencia con estudiantes de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC), un nuevo plazo de 10 años para la construcción de la refinería en Piedras Blancas, es decir, que las obras culminarían hasta en el año 2018, y justificó el retraso al decir que “se trata de un proyecto sumamente complejo”.

Las palabras de Penso coincidían con el desplome del precio del barril de petróleo venezolano, que en promedio había caído en octubre a 69 dólares con 45 centavos, luego de haber alcanzado un nivel récord en julio pasado cuando subió en promedio a 129 dólares con 54 centavos, según las estadísticas del Ministerio del Poder Popular para la Energía y el Petróleo de Venezuela.

Eso significa, que entre julio y octubre, el barril de crudo venezolano registró una estrepitosa caída de 60 dólares con nueve centavos, es decir, un desplome de un 46.38 por ciento. Sin embargo, el tonel de petróleo venezolano continuó bajando en las siguientes semanas, a tal punto que entre la semana del 24 al 28 de noviembre reciente, los precios de ese barril se cotizaron en promedio a 39 dólares con 59 centavos.

Caída del petróleo hunde sueño de refinería
El pasado viernes 28 de noviembre, el diario venezolano El Nacional publicó en palabras de Elogio Del Pino, vicepresidente de Exploración y Producción de PDVSA, que “están en evaluación inversiones internacionales como la refinerías en Ecuador y Nicaragua”, precisamente por el desplome internacional del petróleo.

Este lunes, EL NUEVO DIARIO visitó las instalaciones del plantel de Piedras Blancas y constató que en ese lugar no existe ni seña de la remoción de tierra que hicieron maquinarias pesadas el 15 de enero pasado, y sólo se observa monte crecido en el lugar en donde hace once meses las máquinas habían estado trabajando, además de los antiguos seis tanques de almacenamiento, propiedad de Petronic, los cuales tienen capacidad guardar hasta 30 mil barriles de combustible cada uno.

Ecuador ratifica refinería y aquí mudos
Y mientras el gobierno de Ecuador ratificó ayer, a través de un comunicado, que se mantienen los planes con Venezuela para construir la refinería prometida para ese país en la costa ecuatoriana; en Nicaragua los funcionarios del gobierno no han dado declaraciones a los medios de comunicación y se han ocultados en las instituciones que laboran.

END ha intentado conocer la versión del titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM), Emilio Rappaccioli, desde el sábado pasado, pero se ha negado a atendernos, y en el área de Relaciones Públicas de esa cartera tampoco quisieron atendernos la tarde de ayer, pues extrañamente todo el personal de divulgación había salido temprano de sus labores.

Asimismo, buscamos las versiones de personeros de Albanisa en las instalaciones de esa empresa, en el “Olofito”, pero tampoco nos pudieron atender Luis Contreras y Rodrigo Obregón, gerente y subgerente de esa compañía de capital venezolano-nicaragüense, la cual está intrínsecamente implicada en la construcción de la refinería.

Eso parece indicar que la primera piedra que colocó el presidente venezolano, Hugo Chávez, junto a su homólogo Daniel Ortega, en Nagarote, el 20 de julio del año pasado, quedó literalmente en sólo el “Supremo Sueño de Bolívar”.