• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Tomasa Ruiz detuvo ayer cuatro taxis cuando se dirigía del Mercado “Roberto Huembes” a su casa en Monseñor Lezcano, en Managua. Dice que siempre le han cobrado C$50 y desde hace unos meses todos le quieren cobrar C$80.

“Estoy dispuesta a pagar 60 córdobas, pero es demasiado que bajando todas las semanas los combustibles, nos quieran cobrar mucho más. Yo paro taxis hasta encontrar uno que me cobre lo justo”, insistía.

Usuarios del servicio selectivo en la capital, han manifestado que, pese a la reducción de los precios de los combustibles en los últimos meses, en lugar de disminuir, la tarifa por el servicio de taxis ha aumentado.

El ahorro

De acuerdo con un análisis de las rebajas aplicadas en Nicaragua, entre junio del 2014 y enero de este año, los taxistas que en promedio consumen 13 litros de combustible por turno de ocho horas ahorran C$146.12 los que utilizan gasolina regular y C$108.94 los que tienen vehículos que usan diésel.Misma tarifa

Ese ahorro, sin embargo, no compensa los precios actuales que cobran los taxis, según pobladores consultados por El Nuevo Diario.

Esta semana el litro de diésel disminuyó en C$1.15, mientras que la gasolina regular cayó en C$0.53, y la súper en C$0.84.

Imposible bajar

Vidal Almendárez, presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis, Fenicootaxi, dijo que todavía no hay razones para reducir las tarifas.

[Te interesa: Precios de combustibles bajaron este domingo]

“En los precios internacionales el combustible ha bajado más del 50% y aquí apenas la reducción que ha tenido anda rondando por el 20%. Y por otro lado, todos los demás implementos e insumos como llantas, baterías, lubricantes e incluso los vehículos siguen igual de caros”, apuntó.

Reynaldo Bermúdez, de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua, Unicotaxma, explicó que es difícil regular el cobro del pasaje, porque debería ser el Instituto Regulador de Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, quien lo haga.

“Debería aplicarse de una vez el taxímetro, porque en verdad es injusto que algunos taxistas cobren una barbaridad a los pasajeros, lo único que podemos hacer es recomendar que cobren lo justo”, insistió.

Negociación

El artículo 99 del Reglamento de la Ley General del Transporte Terrestre, establece que “la tarifa será establecida a través de un taxímetro o, en su ausencia, por un contrato verbal entre el taxista y el usuario”.

“Es verdad que la población no ha tenido aumento salarial y no es justo que se disparen los precios de los viajes en taxi, pero se debe tomar en cuenta que los conductores también son ciudadanos y que aquí no baja el precio de nada”, comentó Bermúdez.

En ese sentido, indicó que aunque han bajado los precios de los combustibles, “desde que te estiran la mano ya tenés garantizado un cobro mínimo de 30 córdobas, cuando el año pasado era de 20 córdobas”.

Juan Carlos López, director del Centro Jurídico de Ayuda al Consumidor, consideró que mientras no exista regulación, el precio es “discrecional”.

“Los taxistas lo que dicen es que cobran por el nivel de vida que tienen, y si la canasta básica sube, ellos no bajan los precios. Debería existir un modelo de regulación o al menos existir un modelo de precio base al menos”, dijo.