•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Doce años han pasado y la situación de los pobladores de la primera etapa del residencial Santa Eduviges, en Ciudad Sandino, es la misma.

“No hay agua, no hay parque, el muro perimetral no existe, el puesto de salud tampoco y las obras de construcción del centro comercial son una utopía”, afirma Patricia Velásquez, una de las habitantes de la primera etapa.

A pesar de que las denuncias de los habitantes ante las autoridades correspondientes llevan más de una década, el Grupo Carvajal, que impulsa la urbanización, ha construido casi 600 viviendas, según datos brindados por Gerardo Hernández Carvajal, gerente general, sin que aún los problemas de la primera etapa hayan sido resueltos.

El agua

La falta de un servicio continuo de agua potable y la poca presión en las escasas horas con que cuentan con el servicio ha sido una de las principales quejas de los pobladores.

Hernández asegura que al momento de construir la primera etapa, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, les dio factibilidad de conexión para 463 viviendas, pero al poco tiempo también habrían conectado a los pobladores del asentamiento ‘Roberto Clemente’ y “allí comenzó a disminuir la presión del agua”.

Consultado vía telefónica el gerente de Operaciones de la empresa aguadora, Humberto Cornejo, dijo desconocer la situación de Santa Eduviges, una versión que se contradice con las declaraciones de Hernández y los habitantes de la urbanización.

Cornejo no accedió a brindar una entrevista sobre el tema.

La falta de agua ha provocado que los pobladores exijan con pancartas y plantones una mejora en el servicio, pero hasta ahora no les han resuelto.

Hernández asegura que la urbanizadora llegó a un acuerdo con la empresa aguadora para que Enacal garantice el servicio de agua a la primera etapa y la urbanizadora a la segunda y tercera etapa, sin que hasta ahora se haya cumplido por completo.

“Tenemos un año de habernos pasado a vivir acá. El agua solo llega en la madrugada y a veces no logramos recoger lo suficiente para limpiar la casa”, asegura Tania Rostrán.

“Instalé un tanque, según yo, para no levantarme en la madrugada y ahora es un dolor de cabeza más, porque es tan baja la presión que no logra llenarse”, dice Lorenza López, también pobladora de la segunda etapa.

Las promesas

“Llevo tres años en Santa Eduviges y esto es indignante, te hacen miles de promesas, promesas que no cumplen”, afirma Hilda Dubois, quien al momento de comprar su vivienda recibió la promesa de tener agua las 24 horas, y que la urbanización contaría con un muro perimetral y un parque.

Carvajal afirma que ese parque estará listo antes de Semana Santa, aunque en la urbanización todavía no se ven trabajos de construcción.

“No va a haber agua, no existe el parque. A nosotros nos dijeron en la Alcaldía de Ciudad Sandino que don Gerardo (Carvajal) estaba dispuesto a entregar el terreno siempre y cuando la Alcaldía se comprometiera a construir el parque”, dice Doris Salomo. 

En la Urbanización Santa Eduviges existen casi 600 viviendas, de acuerdo con cifras facilitadas por Gerardo Hernández Carvajal, gerente general de Grupo Carvajal, a cargo de la obra. El residencial tiene tres etapas.

El proceso para reclamar

A organizarse • “La situación de Santa Eduviges se le está saliendo de las manos a la propia urbanizadora, hay demasiados reclamos por incumplimiento a lo firmado en el contrato”, afirma Feddy Hernández, representante del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec.
Para Hernández, los reclamos de los habitantes de Santa Eduviges no tienen un impacto más fuerte porque se efectúan de forma dispersa.
“El usuario no está acostumbrado a hacer reclamos formales administrativos, con pruebas y evidencias”, asegura.
Según él, una vez agotada la vía administrativa, el paso siguiente es realizar una demanda judicial colectiva de las personas afectadas.
“A estas alturas, con esta acción, sus propietarios estarían pensando cómo resolver todas las situaciones que (se) presentan”, dijo.
El alcalde de Ciudad Sandino, Manuel Pinell, no ofreció una entrevista para abordar las quejas de los habitantes de Santa Eduviges, a pesar de que su asistente prometió hacer un espacio en la agenda del funcionario.
Tampoco accedió a una entrevista Alberto Morales, responsable de Urbanismo de la Alcaldía de Ciudad Sandino, quien vía telefónica dijo que no estaba autorizado a dar declaraciones.