•  |
  •  |

Los precios del tomate y el queso, productos esenciales en la dieta nacional continúan elevados, lo que significa un fuerte golpe al bolsillo de los consumidores. “La libra de queso ya pronto no se podrá comprar”, señala Juana Cardoza, una compradora que frecuenta el mercado Roberto Huembes. “Fíjese que yo trabajo en la zona franca y gano unos 200 córdobas al día, la libra de queso vale C$64, y los otros productos ¿cómo hago para comprarlos?”, se preguntó Cardoza.

Hace dos semanas la libra de queso se cotizaba en 55 córdobas, actualmente se vende en 64 córdobas. Este incremento de precio, según Ronald Matus, ha mermado sus ventas por lo que él junto a otros vendedores, han optado por tener menos ganancias con tal de vender el producto y mantener la clientela.

El precio del tomate registró un aumento de 40 por ciento de su valor, según Yamileth Reyes, vendedora del Roberto Huembes. “La cajilla subió un montón, la docena nosotros la estamos dando a 50 córdobas, antes costaba unos 30 córdobas”, destacó la comerciante. El Nuevo Diario constató que la libra de frijoles se mantiene entre 20 y 22 córdobas en los mercados capitalinos, luego que a mediados de diciembre recién pasado, descendió hasta los 18 córdobas la libra.

Perecederos estables

La cebolla se cotiza en C$10 la libra, mientras la papa blanca y roja se vende en 13 y 15 córdobas respectivamente. La docena de chiltomas medianas se vende en 20 córdobas. Para complementar las ensaladas, las lechugas y repollos se venden por 10 y 25 córdobas en ese orden.

Comerciantes destacaron que productos como el arroz, el azúcar y el aceite mantienen precios estables y diferentes rangos, según las posibilidades económicas de los consumidores.