•   TOTOGALPA, MADRIZ  |
  •  |
  •  |

La embajadora de los Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis M. Powers, entregó la tarde de ayer, la tercera fase y finalización total de la restauración del templo de la Iglesia Santa María Magdalena, que financió con el programa “Fondos de Embajadores para la Preservación Cultural”, establecido en 2001.

Una nota de prensa de la Embajada indica que la inversión total en las tres fases fue de US$142,244.

Durante el acto, Powers dijo que el Fondo de los Embajadores brinda asignaciones monetarias en más de 120 países para la preservación de sitios culturales, de objetos con alto valor cultural, colecciones, así como de expresiones culturales como la música y la danza.

RECONOCIMIENTO

Agregó que la cooperación para el proyecto del templo totogalpino ha “sido muy inusual en la historia del fondo, (y que) ello refleja el profundo respeto y valor que le reconocimos a este sitio y aquellos que han administrado”. Añadió que la restauración involucró a muchos voluntarios, y expresó que era justo reconocer el trabajo de todas las manos que labraron las vigas del techo, que prensaron las cerámicas de piso y dieron forma a la obra. También elogió a quienes ayudaron a diseñar, transportar material, asegurar las estructuras eléctricas y traer agua y alimentos para los trabajadores.

La administración del proyecto estuvo a cargo de la Orden de Terciarias Capuchinas y miembros de la iglesia, dirigidas por la madre Marlene Barrantes.

Francisco Artega, miembro del Comité Restaurador, en nombre de la feligresía agradeció al pueblo y Gobierno de los Estados Unidos, afirmó que la comunidad católica considera que no sólo se ha rescatado un lugar de culto, sino un patrimonio histórico y cultural de Nicaragua.

Arteaga explicó que las obras de restauración fueron dirigidas al reemplazo del techo en las áreas de sacristía, presbiterio y la nave principal, última que luce un cielo raso tapizado con varas de caña, traídas de Granada y de Corinto. También se realizó el revestimiento de la torre y frontal del templo de aspecto barroco, el cual fue construido en 1725.

La embajadora Power también participó como plena feligrés en la misa celebrada por el padre Jesús Muñoz.