•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Durante todo 2014, Aura Munguía y su esposo ahorraron dinero para asumir los gastos que cada inicio de año tienen que solventar en vísperas de la entrada a clases de sus tres hijos. Ayer mientras compraba los últimos cuadernos indicados por la Dirección del colegio donde estudian los pequeños, comentó que ha gastado C$10,000 por cada niño.

“Si los matriculás en un colegio público no te piden todo esto, yo misma estudié en un público, pero esta es una inversión. Mi hijo que está en segundo (grado) ya está dividiendo con dos y tres cifras, se sabe hasta la tabla del 12, y mi sobrino que está en un colegio público, no”, dijo Munguía, quien se ayudaba de una lista proporcionada por el Centro Escolar Rubén Darío, para comprar los últimos útiles.

Detalló que gastó C$3,000 para pagar la prematrícula, la matrícula, los costos por papelería, el recorrido y el mes de enero. “Aparte compré los uniformes, solamente tres, más el buzo que usan para hacer Educación Física, los calcetines; y ahora estoy aquí comprando los cuadernos cosidos doble raya y otras cosas que piden en la escuela”, expresó.

El año escolar está previsto a iniciar el próximo 9 de febrero. Según el Ministerio de Educación, ingresarán a las aulas 1.6 millones de estudiantes. Esta institución distribuirá un aproximado de 400,000 paquetes para estudiantes de escasos recursos.

Aunque Néstor Alberto García gastará menos, porque sus dos hijos estudian en un colegio público, este año destinó C$6,000 para los gastos, y ayer ya desembolsó la mitad.

“Siempre para esta temporada le suben a los precios y nosotros somos los que sufrimos, el año pasado gasté C$2,200 en útiles y ahora C$3,000”, dijo.

Gasto mayor

A Amalia Álvarez le tocó más duro este año. También ayudada de una lista, escogía en una librería capitalina los útiles que el Colegio La Anunciación exigió a sus estudiantes.

“Calculo que gastaré como C$15,000 en todo, incluyendo la matrícula, el arancel de enero, de febrero y el recorrido”, detalló.

Entre lo que debe comprar están ocho libros de texto, 12 cuadernos, un estuche geométrico, pega, lapiceros, un paquete de hojas cuadradas, cuadriculadas, una regla y una memoria USB.

“Todo eso debo enviarlo el primer día de clases, le compré dos uniformes para comenzar, aparte del de Educación Física. Este año he gastado más, todo ha subido”, dijo Álvarez.

Carlos Sánchez vive en Ciudad Sandino y conduce vehículos de transporte pesado que viajan por Centroamérica. Destinó el pago por un viaje realizado, para los gastos escolares de su hija, quien va a tercer año y estudia en un colegio privado.

En el pago de la matrícula, la mochila, los zapatos, cuadernos y uniformes ha gastado C$4,000. “Si me pongo a comprar libros a saber cuánto voy a gastar. Yo siempre mandaba a comprar las cosas que ella usa, las encargaba a una señora; ahora que vine yo, me salió igual de caro”.