•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno priorizará el pago de la deuda que existe con Venezuela, para garantizar el subsidio que beneficia a los clientes que consumen 150 kilovatios hora al mes, descartando la posibilidad de aplicar una rebaja al precio de la tarifa eléctrica, según el secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores, CST, Roberto González.

“El eventual ahorro están considerándolo de cara a la cobertura de mantener el subsidio y abonar al principal de la deuda de manera importante”, precisó ayer González, al salir de un encuentro con el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, David Castillo.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, considera, por su lado, que las actuales condiciones de reducción de los precios del combustible a nivel mundial es una oportunidad para poder revisar el nivel y estructura de los precios de la energía en Nicaragua. 

Según conoció González, el margen de ahorro que ha tenido Nicaragua en su factura petrolera --equivalente a US$100 millones-- servirá para abonar a la deuda de US$200 millones que adquirió el país y que evitó que en el 2010, 2011 y 2012 subiera la tarifa eléctrica.

“Ya no hay rebaja (en la tarifa) a todos los niveles, porque el sector mayoritario del país de carácter social que significan 800 mil familias, 4 millones de nicaragüenses ya están obteniendo esa rebaja a través del subsidio, no los va a cubrir ninguna otra rebaja que discutamos”, dijo el secretario general de la CST.

Sumas favorables

El director de Funides señaló que el inminente retiro de las plantas Managua y Nicaragua ayudará a reducir los costos de producción en base a petróleo.  A esto, se le suma la disminución de las pérdidas técnicas, que han sido significativas y se espera continúen gracias a las inversiones en el sistema de transmisión.

“Esta disminución de los precios del petróleo viene a coincidir, además, con una situación mucho más favorable de generación eléctrica del país, donde se han hecho avances importantes en la generación en base a renovables y a una modernización del parque de generación en base a no renovables”, señaló Chamorro.

Alcance del subsidio

Según cifras del INE, dadas a conocer al sindicalista ayer en el encuentro, a la fecha el Gobierno ha abonado a su deuda petrolera un total de US$7 millones, que restados al principal, queda como resultado un monto de US$193 millones.

El subsidio a la tarifa de electricidad en el país beneficia a 812,610 familias, que representan el 86.5% de los 939,374 usuarios que hasta noviembre de 2014, tenía registrados el ente regulador.

“La tarea principal, y número uno, es garantizar la cobertura del subsidio de los nicaragüenses (…) En ciudadanía significa más de cuatro millones de nicaragüenses cubiertos por esta política de subsidio; mantener esta política de subsidio, significa pagar deuda, y la deuda está acumulando intereses”, dijo González.

El grueso de las personas subsidiadas están en los departamentos de Managua (214,300), Chinandega (68,225), León (67,790), Matagalpa (66,942) y Masaya (53,506), según datos del INE.

La más cara

En la discusión con los sectores productivos, según González, un punto donde no hay “consenso” está vinculado a la posición que mantiene el INE vinculado a la posibilidad de aplicar una rebaja tarifaria, pero que se traduzca, a su vez, en una baja a los productos que se comercializan.

Según el director de Funides, el país está preparado para transitar a una nueva etapa de su desarrollo energético. “La situación de escasez, crisis energética y apagones ha quedado atrás y se requiere de una discusión sobre los precios acorde con esta nueva realidad”, indicó.

Chamorro señaló que no es posible que al comparar las tarifas de la energía eléctrica de la región, los mayores precios son los de Nicaragua, y los menores precios de la energía son los de Panamá.

Por ejemplo, al tomar un consumo residencial de 200 kilovatios hora en 2014, en Nicaragua se paga US$24.7 centavos, mientras que en Panamá y Honduras se paga menos de la mitad. Pero de manera general, es decir en todos los sectores, Nicaragua tiene la mayor tarifa.

 

Petróleo cierra en alza

Equilibrio • Mientras en Nicaragua el Gobierno sigue analizando los alcances que ha tenido en el mercado interno la baja del petróleo, el crudo terminó ayer en la Bolsa de Nueva York con un alza que dejó el precio del barril en US$49.57.

La cotización del barril del petróleo de Texas --principal referente para Nicaragua-- para entrega en marzo ganó US$1.33 dólares, lo que refuerza la hipótesis de que el mercado puede alcanzar pronto un punto de equilibrio.

A nivel local, donde los sectores siguen demandando una rebaja a la tarifa eléctrica, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, sugiere que simplificar el pliego ayudaría a traer más transparencia al sistema.

Hay que destacar que el pliego tarifario de energía eléctrica en Nicaragua es muy complejo, ya que existen 92 diferentes tarifas de energía y 70 de potencia, y además existen otros cargos que también tienen diferentes categorías, dijo su director ejecutivo Juan Sebastián Chamorro.

Definir una categoría de tarifa social para aquellos que consumen 150 kilovatios o menos, y para el resto del sistema, definir un nuevo pliego tarifario que no esté en función del uso final de la energía, son algunas consideraciones que vale tener en cuenta para evitar ficciones de clientes que se registrarán en un sector para pagar menos, o de subsidios cruzados de un sector a otro, mencionó Chamorro.