•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Acorralados quedaron este miércoles, tres de los acusados de participar en el asesinato del cambista Oscar Real Herradora, porque un policía que viajaba como pasajero en un autobús que cubre la ruta Managua-Tipitapa aseguró haberlos visto forcejando con la víctima para despojarlo del dinero que portaba.

Orlando José Salmerón, oficial de la delegación policial de Tipitapa, relató ante la jueza Fátima Rosales, que él escuchó tres detonaciones y luego observó cómo Jairo William Román, alias “El Santero”, apuntaba a la víctima que yacía herido de bala.

Salmerón relató que Constantino García, apodado “Tino”, y Francisco Huete Escorcia forcejaban con la víctima para despojarlo del bolso donde portaba U$$10,000 y C$25,000.

El testigo explicó a la judicial que no auxilió al cambista, porque iba desarmado, pero anotó el número de la placa del vehículo en el que huían los asaltantes, quienes a las pocas cuadras ultimaron al motociclista Guillermo Javier Alvarado.

Antes del testimonio de Salmerón, otro policía también declaró como testigo y afirmó que dos civiles que hicieron reconocimiento de reo durante el proceso investigativo ubicaron en la escena del crimen a Jairo William Román.

También declaró como testigo Luisa Mercedes Jarquín, viuda de Real, quien entre sollozos pidió a la jueza Décimo Tercero Penal de Juicio, Fátima Rosales, imponer la pena máxima de 30 años de prisión a los presuntos asesinos de su esposo.