•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pesar de que el invierno en Nicaragua está lejos, este jueves le “llovió” a Jairo William Román, alias “El Santero”, en el juicio donde es acusado por los crímenes de un cambista y un motociclista.

Diez de los doce testigos que declararon ayer en el juicio donde también son procesados otros cuatro “santeros”, incriminaron a Román por el asesinato del cambista Oscar Real Herradora.

La continuación del juicio se caracterizó porque la mayoría de los testigos señalaron a Román como el hombre que disparó varias veces contra el cambista cuando la víctima se resistía al robo.

El primer testigo en incriminar a Román fue el teniente de la Dirección General de Bomberos, Walter René Pantoja, quien aseguró haber visto cuando “El Santero” se retiraba de la escena del crimen luego de balear al cambista.

Jairo Noel Carmona, dueño del vehículo que utilizaron para huir luego del crimen del cambista, también señaló a Román como el sujeto que intimidándolo con una pistola lo despojó de su automóvil en Masaya.

AUDIENCIA EN 4 DÍAS

Ante la jueza Décimo Tercero de Distrito Penal de Juicio de la capital, Fátima Rosales, también declaró Francis Reyes, cajera de la casa de préstamo ubicada en el Mercado de Mayoreo donde “Los Santeros” robaron más de C$300,000, quien reconoció a Constantino García, alias “Tino”, como el sujeto que la encañonó y obligó a entregar el dinero.

A diferencia de “El Santero” quien ha sido incriminado por la mayoría de los testigos, Roger de Jesús Altamirano no ha sido señalado por ninguno de los 38 testigos que han declarado en el juicio.

La próxima audiencia fue programada por la jueza Fátima Rosales, para el próximo 10 de febrero a la una de la tarde.