•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

F uncionarios de la Dole Food Company indemnizaron a 300 extrabajadores de las bananeras que sufrieron daños físicos y psicológicos debido al uso del Nemagón y Fumazone durante la década del 70, cuando se registró el boom bananero en el departamento de Chinandega.

Los exobreros recibieron diversos montos, los cuales no fueron revelados, pero se mostraron sastifechos por la indemnización debido a que esperaron catorce años para recibirla.

Antonio Hernández Ordeñana, representante legal de los extrabajadores bananeros, expresó que se trata de una ayuda humanitaria suministrada por la Dole, y de esta manera cerrarán las demandas que estaban radicadas en el Juzgado Local Civil de Chinandega contra la trasnacional. 

Afirmó que próximamente la Dole notificará el desembolso a otro grupo, hasta completar 1,465 beneficiados.
“La propuesta inicial era de 1,700 pero la compañía depuró el listado. Posteriormente entregaré la lista de 2,685 porque el total que tenía demandas en el Juzgado era de 4,150”, afirmó el abogado.

Los 300 afectados por el pesticida utilizado por la Dole en la década de los 70 en plantaciones de banano del departamento de Chinandega que recibieron el pago, son originarios de los poblados Somotillo, Villanueva, Villa 15 de Julio, Mokorón, El Viejo, Chinandega, Chichigalpa, La Virgen y Telica.

Dijo que este acuerdo allana el camino para conseguir otra indemnización con Dow Chemical Company, la Shell Oil Company y la Amvac, fabricantes del Nemagón y Fumazone.
La Amvac indemnizó con 300 mil dólares a trece afectados conocidos como el caso de Téllez, el que se radicó en un tribunal de Estados Unidos.

CONTENTOS

Alejandro Andino Gutiérrez, originario de la comunidad Cayanlipe, jurisdicción del municipio de Villanueva, expresó que valió la pena la espera porque recibieron la indemnización.

“Trabajé cinco años en la bananera Candelaria de El Viejo, tengo 70 años, resulté con insufiencia renal a consecuencia del Nemagón. El dinero que recibí lo invertiré en la compra de alimentos, y estamos a la espera de los resultados de las otras demandas”, explicó.

Para Miguel Angel Calero, originario del barrio El Coyolar, León, quien laboró cuatro años en la bananera María Elsa, haber recibido la indemnización de parte de la empresa Dole, significa un triunfo para los extrabajadores del banano.

Marco Antonio Pereira, poblador del barrio Santiago de Chichigalpa, quien trabajó 6 años en la bananera San Pablo, indicó que la compensación de la Dole significa un paso positivo para que las otras trasnacionales paguen también por los daños.