•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las autoridades han reforzado los planes para combatir la trata de personas en el departamento de Chinandega, al occidente de Nicaragua, que cuenta con el puerto de Corinto, el más importante del país, la frontera terrestre de El Guasaule y el Golfo de Fonseca, la principal vía acuática con Honduras y El Salvador.

En paralelo, la Policía Nacional ha coordinado acciones con el resto de autoridades de seguridad de Centroamérica para combatir, en conjunto, ese flagelo en todo el territorio de cada país.

En 2013 el Estado de Nicaragua registró 30 casos de trata de personas, aunque la organización Casa Alianza conoció de 50.

En enero la Asamblea Nacional aprobó una ley que endurece el castigo a los responsables de la trata de personas, imponiendo penas que van de 12 hasta 20 años de cárcel.

Casos

El capitán Byron García, detective de Delitos Especiales, que atiende la trata de personas en el departamento de Chinandega, manifestó que han detectado casos de personas que llevan a adolescentes y adultos a centros de diversión de Guatemala y El Salvador, con la fachada de conseguirles trabajo.

Recientemente descubrieron un caso de explotación laboral, propiciado por una persona que se llevó a un grupo de muchachas hacia Panamá.

“Estando allá les ofreció excelente trabajo, salario y condiciones de hospedaje, nada de eso les cumplió. Les dijo que con el salario pagarían el pasaporte, la visa y el transporte, pero no les cumplieron, por lo que han coordinado con la Policía de ese país para documentar el expediente”, dijo.

Corinto

García, con amplia experiencia en el trabajo preventivo de trata de personas, afirmó que también hay casos de mujeres que son llevadas a España, donde sufren explotación laboral y sexual.

En tanto, a Corinto, por su condición de puerto llegan marineros en busca de placeres sexuales, por lo cual utilizan a proxenetas que buscan a chavalas para prostituirlas.

Explicó que hace dos años una estructura de delincuentes fue desarticulada, por lo que el delito ha disminuido en Corinto y con base en un decreto de la Policía Nacional investigan y judicializan los casos a través de las especialidades de Auxilio Judicial, Inteligencia Policial y la Comisaría de la Mujer y la Niñez.

Además, está formada la mesa de trabajo contra el delito de trata de personas, presidida por el Ministerio de Gobernación, encargada de dar seguimiento a las capacitaciones, mantener informada a la población y qué hacer ante esa amenaza.

Disminuye delito

El oficial aseguró que por la prevención, el delito de la trata ha disminuido, pero las acciones no se detendrán porque los tratantes de personas usan otros métodos para atraer a sus víctimas, por lo que han creado una coordinación de policias a nivel de Centroamérica y Panamá.

Cifras

En el 2012 se reportaron 16 casos, 9 casos en el 2013 y 3 en 2014, en lo que va de este año “hemos conocido aparentes casos de trata, pero los estamos investigando y documentando”,agregó.

Expresó que actúan de manera rápida, por ejemplo, los delincuentes para tratar de pasar a sus víctimas hacia el norte usan cédulas de identidad con rasgos físicos similares, pero gracias a Migración son detectadas.

Petrona López, orientadora del organismo Profamilia de Chinandega, aseveró que cuando una persona es víctima de trata, lo que más se destruye es la integridad sexual y el estado emocional, por lo que para enero, febrero y marzo, con la salida de nicaragüenses a Guatemala, Costa Rica, Panamá y España, así como el inicio de clases, han emprendido una fuerte campaña de prevención.

La ley

La nueva Ley contra la Trata de Personas de Nicaragua tiene 59 artículos y castiga las adopciones ilícitas, los matrimonios simulados y el tráfico de órganos.

La norma va en contra de “todas la formas y modalidades de trata”, enfatizó el vicepresidente de la Comisión de Asuntos de la Mujer, Juventud, Niñez, y Familia, el diputado sandinista Carlos Emilio López.

Los castigos serán contra la explotación, mendicidad, utilización de tejidos y fluidos humanos, y tráfico de órganos, entre otros, de acuerdo con la ley.