•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gobierno de Nicaragua informó ayer de que sigue de cerca un brote de sarampión que se ha registrado en Estados Unidos, Canadá y México, por lo que ha orientado vacunar a todos los niños desde los 9 meses y luego reforzar con otra vacuna cuando cumplan un año.

“Aquí vamos a empezar a vacunar nuevamente. Antes lo hacíamos a los niños que cumplían un año, ahora vamos a vacunar a partir de los 9 meses, con un refuerzo al año de edad”, declaró ayer la vocera del gobierno, Rosario Murillo.
Agregó que el Ministerio de Salud ha reforzado su sistema de “vigilancia epidemiológica para la detección temprana y evitar la introducción y propagación del sarampión a nuestro país”.

Cuidado

Por su parte, Socorro Gross, representante de la Organización Panamericana de la Salud en Nicaragua, dijo a medios oficiales que este país “ha estado reforzando sus coberturas de vacunación”, lo que consideró clave ante el brote de sarampión en Estados Unidos, Canadá y México.

“Con la cobertura de vacunación que existe en Nicaragua se puede controlar esta situación sumando la participación de la población, es necesario que se continúe con el desarrollo del sistema de vigilancia a pesar de que el sarampión no es algo nuevo en la región, sin embargo, debemos estar alertas”, sostuvo.

Alerta en EE.UU.

El brote de sarampión mantiene en alerta a las autoridades estadounidenses conforme se extiende por el país, al tiempo que reaviva el debate, tanto político como médico, sobre la obligatoriedad de vacunar a los menores de edad.
Entre el 1 al 30 de enero de 2015 se han reportado 102 casos de sarampión en 14 estados, la mayoría relacionados a un brote de la enfermedad que comenzó en el parque Disney en California.

“Los niños en mayor riesgo de contraer la enfermedad son los niños que no están vacunados y por eso recomendamos que sean vacunados”, dijo a Efe Paul Gastanaduy, epidemiólogo de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

De acuerdo con datos de los CDC, pese a que la mayoría de los programas de vacunación financiados por el Gobierno federal reportan tasas de vacunación altas entre los más pequeños, 26 estados y el Distrito de Columbia no registraron la meta de cobertura de dos dosis en un 95 por ciento.

El experto señaló que la falta de vacunación constituye una “barrera” que puede provocar brotes como el que afecta actualmente a varios estados. Agregó que el temor a los efectos que pueda tener la vacuna en los menores, que en algún momento se especuló podía tener alguna relación con el autismo, son infundados.