Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Las elecciones generales convocadas para enero y marzo en El Salvador serán las más observadas en tiempos de paz, con el fin de evitar irregularidades que puedan empañar el proceso en el que la principal batalla la protagonizan la derecha gobernante y la izquierda.

“Creemos que los próximos comicios serán los más observados en tiempos de paz. Lo que se busca prevenir irregularidades, debido a que es de interés elevado certificar el proceso por los signos que hay de que puede haber alternabilidad en el poder”, declaró a la AFP el magistrado Eugenio Chicas del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La idea de una efectiva verificación es alentada por la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) y la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), luego de los graves incidentes que marcaron los comicios municipales de noviembre en Nicaragua, donde la oposición hizo denuncias de fraude.

Tras el fin de doce años de guerra civil en 1992, los primeros comicios verificados en forma exhaustiva por la ONU fueron los de 1994, cuando por primera vez --luego de su desarme-- participó la otrora guerrilla.

“Con la observación se busca desactivar dudas que puedan existir en las elecciones”, subrayó el magistrado Chicas, quien pertenece al FMLN.

El TSE anticipa que los comicios serán observados por entre 3,000 y 4,000 delegados de distintas entidades, entre las que figuran la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y los tribunales electorales del Grupo Tikal que incluye los países centroamericanos y el Caribe.

A los observadores extranjeros se sumarán delegados nacionales de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y de instituciones académicas, como el Instituto de Opinión Pública de la jesuita Universidad Centroamericana.

Para dar seguimiento al proceso electoral, el lunes se instaló la misión de avanzada de la OEA, encabezada por el ex canciller boliviano Gustavo Fernández.

“Agradecemos al TSE por la forma como se ha puesto a disposición la información. Hay apertura”, comentó Fernández.

La OEA, tras realizar una auditoría al registro electoral, formuló a fines de 2007 algunas recomendaciones para lograr la confianza del electorado y de los partidos contendientes.

Para Chicas, entre las recomendaciones que no se han cumplido se encuentra “el acceso irrestricto” de partidos y otras fuerzas sociales al registro electoral, el cual es controlado por el gobierno. Además, se espera que en 10 días se tengan elaborados los manuales de auditoría.

Los principales candidatos a los comicios presidenciales son Mauricio Funes, del FMLN, favorito de las encuestas, y Rodrigo Ávila, de Arena.

Para los comicios legislativos y municipales, del 18 de enero, y para las presidenciales, del 15 de marzo, están convocados más de 4.2 millones de salvadoreños.