Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La crisis económica de 1929 trajo a Europa el fascismo al poder explotar éste el miedo de los más vulnerables. Y salvando todas las distancias posibles, el cabeza de lista al Parlamento Europeo por el PSOE (Partido Socialista Obrero Español, en el Gobierno en España), Juan Fernando López Aguilar, alertó a su partido y a los socialistas europeos de lo que puede venir.

“Ante la crisis los socialistas tenemos que plantar cara al populismo reaccionario, aquél que explota el miedo”. Esta visión de López Aguilar ha sido la otra cara de la moneda que ha rodado durante dos días en Madrid en la reunión del Consejo del Partido Socialista de Europa.

Para la mayoría de los socialistas europeos, reunidos en Madrid, precisamente la crisis económica pondrá de manifiesto que la “solución” está en la opción socialdemócrata ya que las recetas de la derecha no son ajenas a que toda Europa esté a punto de entrar en recesión. Y esa posible evidencia es a la que el PSE aspira para que sus partidos ganen las elecciones europeas del próximo mes de junio.

Antes de la intervención de López Aguilar, el ex presidente del Gobierno, Felipe González, consideró lógica la intensidad de la destrucción de empleo en España, porque “si otros crecían al 1% la crisis les ha hecho bajar un escalón, pero España al pasar del 4 al 0 ha bajado de golpe toda una escalera”.

González presentará el jueves en Bruselas su propuesta de trabajo como presidente del comité de reflexión de la Unión Europa.