•   León  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si 20 años no es nada como dice el inmortal Carlos Gardel en el inolvidable tango “Volver”, tampoco lo es para 16 médicos que hace 50 años se graduaron en la legendaria Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León.

Luis Rivas Leiva, médico pediatra y quien obtuvo su título como profesional de la medicina hace cinco décadas, destacó que él y todos sus compañeros de promoción que fueron 22 --de ellos seis han fallecido-- luego se especializaron.

Asimismo Rivas, que ejerció la medicina durante 35 años, señaló que en el primer año de la carrera de medicina iniciaron 120 estudiantes, pero siete años después solo se graduaron 22.

La única mujer del grupo fue la doctora Rosa Argentina Valverde, q.e.p.d., quien luego se especializó en salud pública, recordó el prestigioso galeno.

En el emotivo acto también hubo palabras de elogio para el recordado abogado, escritor humanista y rector de la UNAN-León Mariano Fiallos Gil, a quien sus alumnos y la historia le recuerdan como el abanderado de la autonomía universitaria en Nicaragua.

Los cambios

Respecto a los cambios entre la formación actual que recibe la nueva generación de galenos y la de antes, Rivas destacó que en aquel entonces --año 1958-- todos los profesores que impartían clases se habían graduado en La Sorbona, París, Francia.

Para Luis Rivas Leiva, el principal cambio que ha experimentado la ciencia médica en Nicaragua es que ahora las especialidades están divididas en subespecialidades: “Por ejemplo ahora un pediatra se especializa en neonatología, oftalmólogo especialista en retina”.

Esto ha hecho que la medicina privada se encarezca un poco más, pero esto se ha amortiguado con el hecho de que los gobiernos dan más importancia a la salud en el sector público, explicó Rivas Leiva.

Médicos y profesores

Entre los egresados de esa promoción, también figura el doctor René Argeñal Gómez, fundador de la Facultad de Medicina de la UNAN-Managua, quien con mucho orgullo asegura que su principal satisfacción es haber formado a muchas generaciones de médicos.

Argeñal, especialista en medicina interna, manifestó que su principal satisfacción es caminar por las calles y encontrarse con sus exalumnos. Estos últimos se refieren así de él: “Gracias, profesor, porque por usted me gano el gallopinto”.

El prestigioso galeno recomienda a las nuevas generaciones de alumnos de medicina estudiar desde el primer día y no esperar las fechas de exámenes para hacerlo.

"Yo les digo a las nuevas generaciones de médico que estudien desde el primer día de clase. No estudien para los exámenes, porque quien estudia desde el inicio para los exámenes, ya lo sabe todo”. René Argeñal, Doctor.