•  |
  •  |

Los nicaragüenses y el Gobierno tienen que prepararse desde ya para la entrada del invierno y la nueva temporada ciclónica en la región que podría iniciar este año a finales de mayo o inicios de junio, dijo este fin se de semana Denis Meléndez, facilitador de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo, MNGR, organización que trabaja la prevención ante los fenómenos naturales.

La MNGR tuvo un encuentro el pasado jueves con periodistas, para conversar sobre las condiciones del cambio climático en este 2015 y su efecto en Nicaragua. Meléndez dijo sobre ello que diversos centros especializados están emitiendo reportes a los cuales hay que darles seguimiento.

“Ya podemos observar en el pronóstico la cantidad de eventos que se van a desarrollar en esta nueva temporada ciclónica y hay que estar atentos por sí algunos de estos eventos podría afectar a nuestro país. Hay que monitorear cada fenómeno”, señaló el experto en gestión de riesgos.

Meléndez explicó que esto no debe alarmar a los nicaragüenses porque a pesar de la cantidad de fenómenos que se van a desarrollar, el comportamiento va a ser similar que registros históricos anteriores. “No hay un crecimiento significativo”, precisó.

“Desafortunadamente se han ido incorporado gases de efecto invernadero más allá de lo que necesita el planeta, y eso trae como consecuencia que el planeta se vaya calentando cada día y como consecuencia tiene efectos muy fuertes en Centroamérica y particularmente Nicaragua”, detalló el dirigente de la MNGR.

Cómo prepararse

El experto señaló que una manera eficaz para no ser víctima de estos fenómenos es la fluidez de la información sobre estos mismos. Es decir, atender la información que ofrecen el Gobierno y las organizaciones que estudian estos eventos.

“Creo que tenemos que aprender a conocer cada uno de estos fenómenos (terremotos, maremotos, huracanes, deslaves) tiene que ser parte de la educación; saber cómo comportarnos frente al desarrollo de cualquiera de estos fenómenos, esto se llama gestión de riesgo a desastres”, señaló el experto.

Meléndez dijo que a partir del huracán Mich en 1998, Nicaragua ha adoptado medidas para hacerle frente a estos fenómenos.

El facilitador de esta organización recordó, además, que los productores deberían estar preparados para tres grandes escenarios: la falta de humedad, el exceso de humedad o de lluvia y la presencia de un invierno regular.

En ese sentido mencionó que los productores deberían aprender a trabajar con variedad de semillas, adelantándose al escenario climático que se presente en el país.

"Aquí de lo que se trata es que haya un poco más de educación ciudadana para hacerle frente a estos fenómenos adversos”. Denis Meléndez, facilitador de MNGR.