•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En Nicaragua se generan aproximadamente 1,200 toneladas de basura electrónica cada año, pero este país todavía no cuenta con plantas para reciclar esos desperdicios, advirtió la Asociación Nicaragua Ambiental, Nicambiental.

En promedio, agregó la asociación, cada nicaragüense aporta 2 kilogramos de basura electrónica al año, lo que consideró una cifra “alarmante”, en vista de lo nocivo que son estos desperdicios para los humanos y para el medio ambiente.

El presidente del Foro Nacional de Reciclaje, Fonare, Kamilo Lara Bermúdez, explicó que la administración de la basura electrónica en Nicaragua es “un tema novedoso”.

“Esta basura afecta directamente al medio ambiente, ya que contiene más de 700 elementos tóxicos, tales como plomo, cadmio, litio, mercurio, arsénico, entre otros, incluyendo metales como el oro, plata y bronce”, precisó Lara.

El error de incinerar

Los especialistas del Fonare aseguran que es un error quemar la basura electrónica.

Explican que al incinerarse, estos desperdicios se transforman en sustancias más tóxicas y producen dioxinas, elementos cancerígenos que afectan al ser humano, atacan el sistema inmunológico y provocan problemas de reproducción.

“Actualmente no contamos con plantas de reciclaje para este tipo de basura, pero sí contamos con centros de acopio, como Hantor Metal y Nicambiental, asimismo nos acompañan la Universidad Agraria y la compañía telefónica Claro, uniendo esfuerzos con la campaña Salvá lo Bonito”, expresó Lara.

Para el experto es necesario que en Nicaragua se promuevan campañas permanentes para administrar mejor la basura electrónica.

Un plan de reciclaje

Sobre el tema, Gilda Tinoco, gerente de Comunicación Corporativa de la empresa Claro, expresó que colaboran con un plan de tratamiento de residuos electrónicos para reciclar equipos en desuso.

Precisó que el año pasado acopiaron 33 toneladas métricas de desechos tecnológicos.

Tinoco agregó que mediante el plan han recolectado más de 25 mil productos, entre baterías, celulares, entre otros.

“Educamos a la población y desarrollamos programas de reforestación como parte de nuestro programa ambiental de responsabilidad social corporativa “Salvá lo Bonito”, pero también apoyamos programas educativos, sociales y culturales en todo el país”, agregó Tinoco.

Plan regional

En tanto, la Organización Internacional Recicla World anunció que impulsará el reciclaje de teléfonos celulares en varios países de Centroamérica.

Esa entidad promueve la difusión del uso de energías renovables.

En un medio impreso, Recicla World indicó que los teléfonos celulares no son basura doméstica común, por lo que deben ser tratados adecuadamente.

 

Estados Unidos es el país que más genera basura electrónica en el mundo, con un promedio de 30 kilogramos por persona cada año.

 

¿Qué es la basura electrónica?

Definición • Los expertos explican que la basura o chatarra electrónica son todos aquellos dispositivos alimentados por la energía eléctrica, pero que ya terminaron su vida útil.

Entre ellos se incluyen los teléfonos celulares, las computadoras, los televisores, tabletas, electrodomésticos, entre otros.

En el caso de Nicaragua, las autoridades registran que al 2013 había 6.8 millones de teléfonos celulares en uso.

Para 2013, Nicambiental estimaba que en este país existían 10,000 toneladas de basura electrónica, por lo que impulsó una campaña de reciclaje.

“De acuerdo con las cifras de importaciones que se hizo en Nicaragua del 2005 al 2012 y tomando en cuenta que actualmente la vida útil de los aparatos electrónicos es más corta, calculamos que existen 10,000 toneladas de basura electrónica”, dijo en ese momento Ivette Cerna, de Nicambiental.

Mientras que en Nicaragua cada habitante produce unos 2 kilogramos en promedio de basura electrónica al año, la media mundial es de 7 kilogramos por habitante, de acuerdo con Naciones Unidas.

A nivel global, las Naciones Unidas indica que el 80% de los desechos electrónicos del mundo se exportan a Asia. De ese porcentaje el 90% termina en China.

La organización explica que China es el principal productor de equipos electrónicos y eléctricos, en el mundo, con 11.1 millones de toneladas y le sigue Estados Unidos, con 10 millones de

toneladas.

En cuanto a la producción de basura electrónica, sin embargo, Estados Unidos genera 9.4 millones de toneladas al año y China 7.3 millones de toneladas.