•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una llamada o un mensaje de texto puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte, sobre todo en poblaciones que viven alejadas de los puestos de salud. Sin embargo, la organización de las personas junto al apoyo de la empresa privada y de una institución académica, han superado esa realidad en el municipio de Waslala, Región Autónoma del Caribe Norte, RACN.

Lo que nació en la década de los 80 como una iniciativa local para facilitar servicios de salud a los pobladores en medio de la polarización política, actos delincuenciales y falta de vías de acceso, se convirtió hace seis años en el proyecto Telesalud, que actualmente beneficia a 45,000 personas y este año espera llegar a más de 60,000.

El proyecto se enfoca en mujeres embarazadas e infantes menores de cinco años. Un ejemplo de lo que se logra con él, es el caso de una embarazada con amenaza de aborto que pudo ser trasladada de forma rápida y segura desde la comunidad Ocote Dudú hasta el centro de salud de Waslala, gracias a que el líder de dicha comunidad logró solicitar el servicio a través de una llamada.

La anécdota la cuenta Inés Francisco Aráuz, representante legal de la Asociación de Desarrollo Integral y Sostenible, ADIS, organización que hasta 1995 se llamó Parroquia La Inmaculada, pues en medio de la situación de conflicto en la década de los 80 e inicios de los 90, lo más conveniente era que las visitas para los servicios de salud fueran hechas por sacerdotes.

Baja muerte materna

No obstante, a partir del 2009 comenzaron a escoger y capacitar a líderes comunitarios para facilitar dichos servicios. Comenzaron con 5 líderes y hoy cuentan con 90, pero la meta este año es llegar a 120, con lo que estarían cubriendo la totalidad de la población de Waslala, que es de unas 67,000 personas.

Aráuz comenta que uno de los principales impactos que ha tenido Telesalud es la reducción de la mortalidad materna en ese municipio, pues en años anteriores había hasta 12 anualmente, pero en todo el 2014 registraron 2. Además, afirma que hay mayor conocimiento entre la población sobre el cuido y la atención de su salud.

Y es que cada líder es capacitado por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en Matagalpa, en atención primaria en salud y tiene un celular para hacer las coordinaciones pertinentes si alguna persona necesita ser trasladada a un centro de salud. Para esto último, la empresa de telefonía Claro apoya al proyecto garantizando tiempo aire cada mes.

Todo ello es posible por el apoyo económico de la Universidad de Villanova, de Filadelfia, Estados Unidos. El proyecto invierte en cada líder C$5,612.92 y se les hace reposición de equipos básicos para atención de emergencias cuando estos se deterioran o ya dieron su vida útil.