•  |
  •  |

El Ministerio de Salud, Minsa, con el apoyo de la Agencia de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, capacitó a personal de salud de seis regiones del país, en conocimientos y habilidades para la atención del recién nacido, con el fin de reducir la morbilidad y mortalidad neonatal.

Los Sistemas Locales de Atención Integral en Salud, Silais, que participaron son los de la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS), Chontales, Nueva Segovia, Las Minas, Bilwi y Madriz. Asimismo, abarcó a 79 trabajadores de la salud entre médicos generales, pediatras y enfermeras con habilidades docentes.

El entrenamiento impartido está basado en el curso internacional diseñado por la Academia Americana de Pediatría, que contiene cuatro talleres de 50 horas entre actividades teóricas, prácticas y de autoestudio. Entre las temáticas, están: ayuda al bebé a respirar, reanimación neonatal y la técnica de “madre canguro”.

Replicarán

Esta última técnica se promoverá en las comunidades, más allá de las unidades de salud, pues consiste en que las niñas y los niños prematuros se mantengan en contacto piel a piel con su madre de manera temprana, continua y prolongada para asegurarles salud, así como favorecer la estimulación temprana y la lactancia materna exclusiva.

Como parte del proceso de réplica de los talleres, el personal capacitado fortalecerá las competencias de las parteras y los brigadistas de salud de las comunidades donde persisten mayores desafíos en la atención neonatal. Por ello, el curso incluyó el desarrollo de metodologías, insumos y materiales educativos.