Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Manuel Martínez, suspendió ayer la reunión de Corte Plena programada de “urgencia” después de recibir junto a sus colegas liberales los cheques de aguinaldo que estaban, supuestamente, retenidos y que eran el motivo de dicha reunión.

La suspensión de la reunión causó inconformidad entre los trabajadores, que criticaron que a los magistrados no les preocupa los problemas derivados de la crisis financiera que enfrentan, y sólo velan por sus intereses y los de los suyos.

Por parte del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), a la reunión sólo asistieron los magistrados Gabriel Rivera y Antonio Alemán, este último, según un asesor de la Corte, pretende quitarle el liderazgo del grupo a Martínez.

La convocatoria de “urgencia” para reunión de Corte Plena tenía como único punto de agenda el retraso en la entrega del aguinaldo a los magistrados liberales y a sus asesores, y el retiro de la firma de Martínez de los bancos donde tiene cuentas la CSJ.

Sin embargo, un día antes de la Oficina de Prensa se informó que la agenda de la reunión era la discusión de todo lo relacionado a la crisis financiera del poder judicial. Ayer, Martínez no brindó explicaciones de por qué se suspendió la reunión.

Los magistrados liberales Antonio Alemán, Gabriel Rivera y Edgard Navas enviaron una carta al vicepresidente de la CSJ, el sandinista Rafael Solís, reclamando por haber dado instrucciones de no pagar sus aguinaldos a los liberales y a sus asesores.

Los “hacendados”

“Ha retirado la firma de Martínez en los bancos, con el único y exclusivo fin de hacer de esta Corte Suprema su hacienda privada”, refiere la carta, que ayer mismo fue respondida por Solís, quien los señaló de utilizar el término “hacienda privada”, porque a lo largo de los años que colaboraron con Somoza, consideraron al país hacienda privada de la familia dinasta, de la cual no pasaban de ser simples “peones”.

Solís expresa que ha hecho las gestiones pertinentes para los pagos, sin exclusión alguna a todos los magistrados y sus funcionarios, pese a las limitaciones presupuestarias del Poder Judicial, y a sus colegas, que antes de dirigir cartas injuriosas, comprueben los hechos con quien debe ser.

EL NUEVO DIARIO conoció que algunos liberales han recriminado a Martínez sus constantes ausencias por asistir a seminarios fuera del país sin mayor valor, lo cual ha sido aprovechado por los sandinistas para retirarle la firma de los bancos.

Martínez, quien no había convocado a Corte Plena desde hace casi tres meses, según dijo la semana pasada, porque no había asuntos de interés que discutir, llamó a reunión de “urgencia” a petición de Rivera, Alemán y Navas, todos ellos preocupados porque aún no les habían entregado sus aguinaldos.

Según una fuente de la Corte, entre los sueldos que reclaman los liberales, se incluye el aguinaldo de los empleados “fantasmas” que sólo llegan a retirar el cheque el día de pago sin ejercer ninguna función en la institución.

Mientras tanto, los jurados siguen a la espera de sus pagos acumulados a lo largo del año y los periodistas de radio continúan confiando en la palabra de Martínez, quien les prometió que les cancelaría la deuda pendiente en concepto de publicidad.