•  |
  •  |
  • END

Campesinos beneficiados con propiedades entregadas por el Estado en el municipio de Juigalpa, denunciaron las amenazas de que son objeto de parte de productores que bajo títulos obtenidos supuestamente de forma irregular, pretenden adueñarse de las propiedades perdidas con las instituciones bancarias y que ahora están en manos de desmovilizados de la ex Resistencia Nicaragüense.

Petronila Zeledón Vargas, esposa y madre de José Inés López Martínez e Inés Darío López Zeledón, respectivamente, asesinados a balazos en julio del año pasado por un productor que intentó despojarlos de sus tierras, denunció las amenazas de la que ahora es objeto de parte del productor, Erick Villegas Oporta.

“Tenemos miedo que ocurra lo mismo que le ocurrió a mi esposo y a mi hijo” aseguró a EL NUEVO DIARIO, Zeledón Vargas, quien relató que Villegas Oporta --a través de medios locales en Juigalpa-- está amenazando con desalojarla de su finca Palo Verde, ubicada en la comarca San Francisco de Gamalote, usando para ello a hombres armados.

Detalló que Palo Verde, una finca de 116 manzanas, perteneció a Erick Villegas, pero éste la perdió con el Banco Nacional de Desarrollo, y luego apareció en manos de otras personas que después la vendieron de forma fraudulenta con el apoyo de abogados suspendidos por la Corte Suprema de Justicia.

Villegas Oporta, sin ser dueño, vendió una parte de la propiedad al productor José Luis Centeno, quien apoyado por hombres armados asesinó al esposo y al hijo de la señora Zeledón Vargas en julio de 2007, crimen por el cual fue condenado por un tribunal.


Hasta el 10…
“Está reclamando que es el dueño de la finca Palo Verde, pero antes del crimen de mi esposo y de mi hijo, él nunca reclamó un palmo de la finca”, aseguró la señora Zeledón Vargas, quien afirmó que Villegas puso como fecha el 10 de diciembre para que abandonara la finca, de lo contrario llegaría con hombres para desalojarla.

Lo que más preocupa a doña Petronila es que Villegas Oporta, al parecer, se ha coludido con funcionarios de la Intendencia de la Propiedad de Juigalpa, quienes en declaraciones a los medios televisivos de esa ciudad han declarado manifestando su respaldo al productor.

“Él (Erick Villegas) dijo públicamente que va a desalojarnos”, expresó doña Petronila, quien aseguró a EL NUEVO DIARIO tener miedo por lo que le pueda pasar a ella y al único hijo que le quedó después de la masacre de su esposo e hijo.


Investigan registro
La abogada Edelmira Acevedo, quien acompaña a doña Petronila en la búsqueda de justicia, relató que existen muchas nebulosas en la forma que Villegas Oporta adquirió la finca Palo Verde y que luego la perdió con el Banco.

Explicó que existe una sentencia emitida por un juez de distrito civil del municipio de Acoyapa a favor de Villegas Oporta en un juicio de prescripción positiva supuestamente registrado en marzo del año 94.

Con esa sentencia, Villegas reclama la propiedad y la está usando como prueba ante la Intendencia de la Propiedad para asegurar ser el único dueño de Palo Verde.


“Obtenida de forma irregular”

Sin embargo, Acevedo aseguró que la propiedad fue obtenida de forma irregular, en tanto el juicio no aparece en el libro de entrada de juicios de Acoyapa, pero tampoco existe expediente sobre el caso, y, lo más preocupante, según la abogada, es que Villegas inscribió la sentencia en el libro copiador de las mismas el 25 de marzo, un día antes que el judicial emitiera su resolución el 26 de marzo del mismo año.

“Inscribió una sentencia que no existía porque fue emitida un día después que la inscribió”, señaló Acevedo, quien explicó que la forma que supuestamente adquirió la propiedad es irregular, porque, además, inició un juicio en el juzgado sin jurisdicción para conocer la causa.