•  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Transporte e Infraestructura tendrá que buscar alternativas de financiamiento para la reparación de los caminos productivos dañados por las lluvias, de acuerdo a titular de esa cartera ingeniero Pablo Fernando Martínez.

El alto funcionario se reunió ayer con miembros de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, quienes demandaron la urgente reparación de las vías de acceso.

Los productores plantearon al ministro su preocupación por la falta de reparación de los caminos productivos dañados y explicaron “la urgencia” de su reparación para evitar el daño en la cosecha cafetalera que ya comenzó a salir.

“Los camiones con café se tardan hasta cuatro horas para llegar a los beneficios, pero ahora se tardan hasta seis y siete horas”, aseguró Manuel Álvarez, presidente de Upanic, quien aclaró que el café desde que se corta comienza a descomponerse y a perder calidad.

Martínez confirmó que el Ministerio no tiene dinero para la reparación de los caminos, explicando que la esperanza radica en la pronta aprobación en la Asamblea Nacional de la reforma presupuestaria que presentó el gobierno.

Una esperanza
Recordó que el MTI trabaja con un presupuesto que ya tiene especificado el origen y el destino de los fondos. Por tal razón, “la esperanza es que los diputados aprueben las reformas presupuestarias” que contemplan una partida para ese fin, de no ser así, el ministro señaló que “tendríamos que buscar por dónde (buscar fondos) porque hay que hacer (las reparaciones)”.

Según Álvarez, hay una fuerte demanda de los productores para que se reparen los caminos. En tal sentido, señaló que la aprobación de la reforma presupuestaria que destinaría fondos para ello, “es de urgencia”.

“Yo estoy de acuerdo con el ministro”, dijo Álvarez, quien planteó en la reunión, solicitar a los diputados que abandonen el apasionamiento político y que se vea por el bien de los productores. “El ministro tiene razón en que dejemos lo partidario a un lado y pensemos en el beneficio al productor”.

En relación con la Cuenta Reto del Milenio, Martínez mostró esperanzas en que la decisión de congelar los fondos se pueda revertir. Confirmó que el próximo 11 de diciembre habrá una reunión de la Cuenta Reto del Milenio y según él, “esperamos que no se congele”.

Recordó que las carreteras las usan todos, y “decisiones de ese tipo son lamentables, se daña al pobre y también al banquero”.