•  |
  •  |
  • END

La banca nicaragüense no está imponiendo restricciones a la aprobación de financiamiento, sino que está siendo cautelosa, de acuerdo con el nuevo entorno económico que trae consigo el impacto de la crisis económica mundial, afirmaron representantes del Banco de Crédito Centroamericano, Bancentro.

Durante un encuentro con periodistas de diferentes medios de comunicación, los directivos del banco reconocieron ciertos cambios en cuanto a los sectores a financiar, los plazos y las tasas de interés, entre otras cosas, como preparación a la crisis.

Representantes de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, se quejaron por el retraso en desembolsos de parte de la banca nacional, además de lo que consideran restricciones para el crédito a ciertos rubros.

Carlos Briceño, gerente general de Bancentro, dijo que hay dos escenarios; uno cuando todo está bien y la banca puede ser más flexible en el otorgamiento del crédito y otro en el que tienen que ser más exigentes en la calidad de las garantías y la capacidad de pago, porque tienen la responsabilidad de manejar bien los fondos del público, pero que esto no significa que tengan menos recursos disponibles.

“En tiempos de bonanza se pueden dar ciertas flexibilidades, en tiempos como los de hoy, hay que ser más conscientes sobre la calidad de nuestra cartera, que es prácticamente uno de los activos más importantes del banco”, subrayó.

Como ejemplo, señaló que cuando hay una bonanza pueden financiar un carro con el 5 por ciento de prima, pero cuando el entorno económico cambia, le piden al cliente que ponga el 30 por ciento de entrada.

Asimismo, había una flexibilidad de dar un plazo de hasta 60 meses para los créditos y ahora lo bajaron a 48 meses.

Briceño señaló, además, que la tasa de interés se elevó entre el 1.5 y el 2 por ciento, producto de los ajustes que han recibido como banco y como país, en los diferentes niveles de financiamiento que poseen.

El representante de Bancentro manifestó que están aconsejando a sus clientes a que analicen bien sus costos de operación, que reajusten esos costos y traten de buscar la eficiencia para producir, aunque consideran que tampoco seremos tan afectados como otros países de la región, precisamente por tener una economía tan pequeña y sencilla.

Ajustar el financiamiento
De acuerdo con las estimaciones de una caída en los precios de los productos de exportación y otros efectos que ocasionará la crisis económica mundial, los directivos de Bancentro también recomiendan a los productores no incrementar los niveles de siembra para el próximo año.

Julio Cárdenas, director ejecutivo de Bancentro, dijo que el enfoque de la parte financiera del banco son los sectores productivos, pero que les están proponiendo no aumentar las áreas o si éstos tienen menores ventas, tendrán que limitarlos a las nuevas proyecciones.

“No estamos presionando a ningún productor a que siembre más, porque si hubo alguien que sembró 500 manzanas de maní y pensaba sembrar 700 manzanas (para el 2009), les hemos dicho que creemos que no les vamos a financiar más de las que les estábamos financiando este año”, dijo.

Sin embargo, Cárdenas aseveró que esto se determinará después del primer trimestre del próximo año, cuando se analicen las condiciones de siembra, pero que el banco tiene proyectado aumentar la cartera de crédito para el próximo período.

“Estamos ajustando las fichas de financiamiento, de acuerdo con los nuevos costos, para garantizar que a un cliente no se le vaya a dar más de lo que pueda vender su producto. Eso no es restricción del crédito, sino reajuste basado en las nuevas condiciones de mercado”, dijo Briceño.

Crédito garantizado en 2009
Pese a la cautela, los altos ejecutivos de Bancentro informaron que tienen garantizado los recursos para continuar aumentando la cartera de crédito para el próximo año y para ello, ya recibieron una parte de 97 millones de dólares que autorizaron diferentes organismos internacionales.

Briceño afirmó que desde hace 18 meses, cuando comenzaron a prever el inicio de una crisis financiera internacional, comenzaron a contactar a organismos internacionales de primer orden para obtener recursos y gracias a eso, lograron conseguir los 97 millones de dólares que comenzaron a entrar a la institución para garantizar el financiamiento del próximo año.