•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional egresó ayer a 29 cadetes licenciados en Ciencias Policiales, y muchos de ellos, según expresó la jefa de la institución, primera comisionada Aminta Granera, “vivieron días duros que les exigieron una dosis enorme de temple, de serenidad, y, sobre todo, de responsabilidad para evitar una escalada mayor de violencia y un baño de sangre”.

En su discurso, Granera se refirió a la actuación policial durante los sucesos violentos post electorales, y reiteró que “los conflictos políticos en Nicaragua no pueden ni deben resolverse a través de la fuerza policial”, pues el papel de la Policía “no es atizar los problemas, sino apaciguarlos”.

“Su período de inducción lo hicieron en circunstancias que constituyeron para la Policía Nacional una prueba de fuego: las difíciles y complejas situaciones que como Policía tuvimos que enfrentar en el período post-electoral”, agregó.

La Policía Nacional fue muy criticada por su actitud pasiva luego de que se anunciaron los resultados electorales, momentos cuando simpatizantes del Frente Sandinista se tomaron las calles, evitando así que marchas de la oposición se realizaran.

La jefa policial nuevamente justificó la actuación de la institución, alegando que “una acción violenta de parte de la Policía, lejos de controlar la situación la hubiese agravado. Optamos por priorizar la defensa de la vida, acorde con la naturaleza y la vocación de esta Policía”.

Según Granera, la formación de los cadetes que ayer egresaron de la Academia Walter Mendoza es un “indicador más del proceso de modernización y desarrollo de la Policía”.

Con tres horas de retraso
El acto de graduación de los cadetes estaba previsto empezar a las seis de la tarde, pero el presidente Daniel Ortega, quien ayer participó en la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), se presentó diez minutos antes de las nueve de la noche.

“Son las diez de la noche, hermanos, yo hice todo el esfuerzo para estar puntual”, dijo Ortega al iniciar su discurso, cinco horas después de que empezaron a llegar los familiares de los graduandos. Luego habló sobre lo que se acordó en el SICA, principalmente de lo “que amenaza a nuestros pueblos”, sin faltar el “capitalismo salvaje” y su fracaso.

Ortega aseguró que la Policía nunca va a reprimir a nadie, “la Policía no va a reprimir protestas sociales, no va a reprimir protestas políticas, ha pasado una prueba de fuego porque supo administrar su autoridad y no tuvo que recurrir a los garrotazos ni a los balinazos”.

En la actividad estuvieron presentes el fiscal de la República, Julio Centeno, algunos policías en retiro, parte del gabinete y el cardenal Miguel Obando y Bravo, quien durante su intervención calificó como héroes a los policías.

El director de la Academia “Walter Mendoza”, comisionado mayor Xavier Dávila Rueda, explicó que todos los cadetes egresan con rango de inspector, que la licenciatura dura cuatro años y que ésta es la segunda promoción.

Algunos invitados se fueron antes de que iniciara el acto, y muchos de los familiares de los graduandos se inquietaron por la tardanza el mandatario.