•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Fabio Rivas Montenegro, de 41 años, oriundo del municipio de Chinandega, fue asesinado a balazos por un guatemalteco allegado a su familia, quien penetró a la hacienda El Fotijo, del empresario Piero Cohen, en horas de la madrugada de este sábado, y sin mediar palabras desenfundó y accionó el arma de fuego.

Después de cometer el crimen, el homicida salió huyendo por la parte trasera de la propiedad, ubicada en la entrada del empalme de la carretera hacia Corinto, Chinandega.

El empresario y ex embajador de Nicaragua en Honduras e Italia, Piero Cohen, llamó de inmediato a las autoridades policiales, que se presentaron al lugar para iniciar las investigaciones.

El subcomisionado Carlos Hernández, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial en la Policía de Chinandega, señaló que los peritos de la institución castrense encontraron en el lugar del crimen cuatro casquillos de arma de fuego. La víctima recibió cuatro balazos en el pecho.

El jefe policial chinandegano destacó que para lograr la captura del autor del crimen fueron instalados retenes policiales en la frontera El Guasaule y en los tramos de carretera hacia Corinto, Potosí y Managua.

Asimismo, agregó que un equipo de criminalística y de la Dirección de Auxilio Judicial de Managua colaborará en las investigaciones para el esclarecimiento del hecho.

Según fuentes policiales, el único testigo presencial del crimen fue entrevistado en repetidas ocasiones y se encuentra bajo resguardo policial. Describió al guatemalteco como una persona alta, blanca y cabello castaño, vestía un jean azul y una camiseta blanca. Después de cometer el crimen salió huyendo por la parte trasera de la propiedad.

En medio de la consternación de haber perdido a un ser querido, la señora Cristina Cerna, cónyuge de la víctima, exigió a las autoridades policiales el esclarecimiento inmediato de la muerte de Rivas Montenegro, a quien describió como una persona tranquila, sencilla, que nunca se metía con nadie, y que le gustaba ayudar al prójimo.

“Estamos consternados con lo que sucedió, y exigimos que el caso sea esclarecido lo más pronto posible”, aseveró Cerna, quien desconoce completamente los vínculos que existían entre el guatemalteco y su cónyuge.

Carlos Rivas Montenegro, hermano de la víctima, aseguró que la Policía no va a tener problemas para dar con el paradero del guatemalteco, que burló la seguridad de la hacienda y actuó como cualquier delincuente.

“Creo que se están demorando mucho tiempo para localizar a ese hombre, ya hemos dado pistas de dónde localizarlo, y posiblemente dónde se hospeda”, dijo Carlos Rivas Montenegro.

Por su parte, Gonzalo Martín Rivas Montenegro, otro de los hermanos de la víctima, expresó que cuando sucedieron los hechos él se encontraba en el patio fumándose un cigarro. “Escuché las detonaciones y me agaché, no me imaginé que habían matado a mi hermano”, dijo Gonzalo Martín.