Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

El abogado defensor de Pedro Solórzano Castillo, Mario Borgen, está solicitando una audiencia especial de revisión de medidas para el ex ministro de Transporte e Infraestructura, porque considera “que es una maldad” que a su cliente lo obliguen a hacer fila tres veces por semana para firmar ficha de control de procesado.

“Hace fila con todos los procesados. Esas son maldades, quieren burlarse de él”, apuntó el abogado, quien sostiene que las medidas que el juez Décimo Penal de Audiencias le impuso a Solórzano “son una trampa”, porque están procurando que él falle en algún momento, para sustituírselas por otras más gravosas.

También Borge está pidiendo audiencia para apelar del auto mediante el cual el juez Décimo de Audiencias resolvió admitir la acusación y remitir a juicio a Solórzano, porque considera que los hechos acusados “son oscuros”. Además, dice que va a seguir incidentando de nulidad.

Solórzano fue acusado por la supuesta autoría de malversación de caudales públicos en perjuicio del Estado y del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, hasta por 911 mil 210 córdobas con 23 centavos, porque supuestamente utilizó dinero que era para reparar caminos y carreteras para pagar becas y patrocinar juegos de béisbol y mensajes del gobierno durante la Administración del ingeniero Enrique Bolaños.

Junto a Solórzano también fueron acusados sus dos ex viceministros: Faustos Carcabelos y Jorge Enrique Hayn Vogl, y el ex secretario general el MTI, Alejandro Ríos, los que al igual que el primero están a la espera del juicio oral y público que está programado para 14 de enero de 2008.

Por decisión judicial, Solórzano tiene que presentarse a firmar ficha de control de procesado tres veces por semana, no puede salir del país, y tuvo que rendir una caución de 70 mil córdobas.