•  |
  •  |
  • END

Nicaragua, aunque tiene algunos avances, aún deja mucho que desear en cuanto al respeto de los derechos humanos, fue el señalamiento de Alfredo Missair, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas, durante una conferencia de prensa en conmemoración del Día Internacional de Derechos humanos.
Entre los aspectos abordados mencionó que nuestro país presenta una elevada tasa de pobreza y un alto nivel de desigualdades y brechas entre los diferentes grupos poblacionales, en especial con los pueblos indígenas, la niñez, las mujeres y la población con capacidades diferentes.

Sin querer ahondar en los problemas políticos y la crisis de los poderes del Estado, Missair comentó que el problema debe ser resuelto por los propios nicaragüenses a través del diálogo, dejando al lado las politiquerías.

Avances y debilidades

Por otra parte, también destacó que Nicaragua es miembro de la Organización de Naciones Unidas e integra el Consejo de los Derechos Humanos, y ha incorporado en su ordenamiento jurídico la mayor parte de los instrumentos internacionales de derechos humanos. Además, a inicios del año entregó doce informes que estaban pendientes.

“Nicaragua ha logrado aprobar varios requisitos para ser incluida, pero esta es una escalera muy larga”, expresó nuestro entrevistado.

Pedro Pablo Villanueva, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas, dijo que entre los avances está que el gobierno ha incluido políticas de equidad de género en las instituciones estatales, pero también está el derecho al acceso a la salud, que es uno de los indicadores débiles, y en el caso de la violencia de género, es necesario el cambio de patrones culturales.

En el caso de la niñez, Débora Comini, representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), señaló que hay una inversión muy baja para proyectos dirigidos a la niñez.
Además, no se ha superado el registro de los nacimientos, y el 40 por ciento de la niñez en Nicaragua no tiene partida de nacimiento.

Luchar por nuestros derechos

En el foro “Retos de los Derechos Humanos en el Contexto Actual”, organizado por la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y la Fundación Konrad Adenauer, se hizo un llamado a nuestra sociedad a estar firme en la lucha por los derechos humanos que se encuentran en constante vulneración.
Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH, señaló que el Estado de Derecho se encuentra en grave peligro, siempre que los principales llamados a respetarlo y promoverlo, son los primeros que pasan por encima de las leyes.

Esto, porque la seguridad jurídica de los nicaragüenses está sujeta a voluntades individuales.

“Este foro es un llamado a la reflexión, y decir a los diferentes poderes del Estado que hay organizaciones de derechos humanos que se preocupan por los nicaragüenses, que se preocupan porque se respeten la Constitución y las leyes”, expresó Carmona.

Mencionó que, como CPDH, han fortalecido su capacidad institucional y tienen promotores a nivel nacional para dar respuesta a la población y defender sus derechos humanos.
“Esta lucha es permanente. Defender los derechos humanos es oportuno siempre. Estamos obligados a hacer un llamado de atención a los poderes del Estado, señalándoles que ya es necesario que se sienten a trabajar por Nicaragua”, dijo.