•  |
  •  |
  • END

Después de que su hijo mayor muriera entre las filas de la infantería estadounidense durante un combate en Irak, hace dos años, Róger Suárez le enterró en Nicaragua, su país natal, e intentó seguir adelante con su vida.

Sin embargo, esa tarea le ha resultado difícil. Un video subido a internet muestra un tiroteo confuso en el que participó Róger Suárez González, su hijo de 21 años.

Filmado desde la cámara del casco de otro soldado, el video abre la posibilidad de que Suárez González muriera accidentalmente debido a las balas procedentes de los propios tanques estadounidenses, no por fuego enemigo.

“No me siento satisfecho”, dijo Suárez durante una entrevista telefónica desde Carson City, Nevada, donde él y su mujer son dueños de un pequeño restaurante llamado Lady Tamales.

“Me gustaría obtener una segunda opinión. Tengo la opinión del Ejército, pero me gustaría que alguien me diera otra opinión”, añadió.

Suárez no es el único que pone en entredicho la conclusión del Ejército.

Harry Reid, líder de la mayoría del Senado, donde representa a Nevada, ha pedido a sus empleados que trabajen con el Ejército y con la familia Suárez para revisar el incidente y ver si se debería hacer algo al respecto.

Congresistas demandan investigación
Dos miembros de la Cámara de Representantes están pidiendo al Pentágono una investigación nueva sobre las muertes de Suárez González y Albert Nelson, de 31 años, proveniente de Filadelfia.

Ambos murieron el 4 de diciembre de 2006, mientras luchaban en Ramadi, Irak, con la segunda brigada de la segunda división de infantería de Fort Carson, Colorado.

“Es necesario que información factible, no importa si es dolorosa, sea ofrecida a las familias de las víctimas”, escribió en un comunicado Chaka Fattah, miembro de la cámara baja y representante demócrata de Pensilvania. Dean Heller, un republicano de Nevada, es el segundo miembro de la cámara en pedir la investigación nueva.

El portal de internet Salon.com emitió en octubre una versión editada del video de 12 minutos, que muestra a soldados estadounidenses durante un tiroteo. Los soldados están en la ventana de un edificio y pueden ver un tanque estadounidense. De repente, la ventana explota y los soldados se protegen.

“Eso era el tanque”, dice uno.

“¿Nos está disparando a nosotros?”, pregunta otro.

“Creo que sí”, contesta el primero.

Más tarde, los soldados hablan de la llegada de disparos enemigos.

Nunca les hablaron de vídeo
Tanto Suárez como la madre de Nelson, Jean Nelson-Feggins, dicen que el Ejército nunca les habló de la existencia del video.

Nelson-Feggins, una ex agente de Policía en Filadelfia, dice que una vez un oficial le dijo que su hijo quizá murió por fuego amigo, pero que esa fue la única vez que se le mencionó la posibilidad.

“Si fue fuego amigo, todo el mundo entiende eso. ¿Por qué todas las mentiras si simplemente se trató de fuego amigo?”, preguntó Nelson-Feggins.

El Ejército niega que a las familias no se les mostrase el video. Paul Boyce, un portavoz del Ejército, dijo en un mensaje de correo electrónico a la AP que el Pentágono mostró una versión corta del video a las familias de ambos soldados.

Boyce también dijo que la investigación realizada por la unidad de ambos soldados y aprobada por su cuartel, determina que ambos murieron por fuego enemigo. Dijo que la investigación incluyó un análisis balístico exhaustivo y que la revisión de imágenes realizadas desde un avión de la Infantería de Marina que volaba en la zona, muestran la presencia de al menos un grupo enemigo.