•  |
  •  |
  • END

A casi 36 años del terremoto del 23 de diciembre de 1972, el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, realizó la mañana de este sábado, en el parque “Luis Alfonso Velásquez”, un ejercicio donde se simuló la devastación provocada por un sismo de 6.7 grados en la escala de Richter.

El objetivo de dicho ejercicio consistió en conocer el nivel de organización que tienen las instituciones y ministerios miembros del Sinapred, así como la capacidad de respuesta ante un devastador temblor que amenazaría con destruir casi en su totalidad la ciudad de Managua.

“Debemos estar conscientes de que vivimos encima de muchas fallas y que hemos venido construyendo nuestra casas y edificios sin mayor observancia en cuanto a reglas de construcción, y al momento de un terremoto todo esto se vendrá abajo provocando muchas pérdidas de infraestructura y de vidas”, señaló Ramón Arnesto Soza, Secretario Ejecutivo del Sinapred.

Para este ejercicio los organizadores tomaron como parámetro los terremotos de 1931 y 1972, creando la hipótesis de un terremoto de 6.7 grados, es decir, de mayor magnitud que los anteriores y que colapsaría todos los servicios de Managua.

“Las fallas y deficiencias que tengamos se convertirán en nuestras líneas de trabajo para superarnos en el futuro”, añadió Soza.

Ésta fue una práctica para el simulacro que se llevará a cabo el martes en el aeropuerto, donde se espera la presencia del presidente Daniel Ortega Saavedra.

Entre las instituciones participantes ayer, estaban Defensa Civil, Policía, Bomberos, Fuerza Aérea, INE y Ministerio de Gobernación, entre otros.