Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Río de Janeiro / EL PAÍS

Cinco personas, entre ellas el representante del alto Comisariado de la ONU en Ginebra, el español David Martins Castro, están retenidas por los indios Cintas Largas en la reserva Roosevelt, en el estado de Roraima, en la Amazonia, desde la tarde del sábado.
Junto al representante español de la ONU, los indios mantienen secuestrados al Procurador de la República, Reginaldo Pereira, a su esposa y a dos personas más.
El secuestro de los cinco fue comunicado a las autoridades locales de la ciudad de Espigão de Oeste, a través de un papel escrito por los indios, que hacen varias reivindicaciones, entre ellas que sean anulados los procesos contra los indígenas que en abril de 2004 mataron a 29 buscadores ilegales de diamantes.
En la reserva de los indios Cintas Largas existe, en efecto, un importante yacimiento de diamantes. Los indios piden también que se alejen las fuerzas de Policía de la reserva y reivindican el derecho exclusivo de comercializar los minerales naturales.
Todo el día de ayer fue de gran actividad diplomática para liberar a los secuestrados, tanto por parte de Ginebra como de Brasilia, donde se destacó la Embajada española. Ayer tarde, las noticias eran que los cinco secuestrados estaban siendo tratados bien.
La Alta Comisaria de derechos Humanos de la ONU, Lousise Arbour, afirmó que el funcionario español goza de pasaporte diplomático. Al parecer, había ido a la reserva para conocer mejor las reivindicaciones de los indios.