Fermín López
  •  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS

Un operativo conjunto entre la Fuerza Naval y la Policía Nacional en esta ciudad, dejó como resultado seis personas detenidas y dos fusiles AK, una escopeta y varios magazines con proyectiles recuperados.

Informaciones proporcionadas por el capitán de fragata José Marín, jefe de la base naval en esta ciudad, indican que los hombres fueron apresados la mañana de ayer en el momento que salían del caño Sika Pakia, cercano a la comunidad de Bihmuna, en el litoral norte.

En la lancha, los agentes navales y policiales encontraron a bordo catorce barriles con capacidad de 14 galones de combustible, dos de los cuales estaban llenos, lo que indica que presuntamente ya habían vaciado, dijo el capitán de fragata Marín.

La detención ocurrió porque cuando la patrulla Naval detectó la lancha, les dieron la orden de alto, y ésta no fue atendida, sino que, en respuesta, los tripulantes de la lancha mostraron a las autoridades policiales y navales sus armas, y se dieron a la fuga, por lo que después de varios minutos de persecución e intercambio de disparos lograron detener a los seis hombres, explicó el jefe naval.

Los detenidos son: Robert López, de 40 años; Léster Ristan, de 35; Lincoln Emilio Omelly, de 35; Ercito Recta Omelly, de 29; José Chow, de 40, y Donald López Omelly, de 41, todos de Sandy Bay.

Uno de los detenidos, José Chow, manifestó que ellos abordaron la lancha al “raid” cuando regresaba de su finca ubicada cerca del lugar donde fueron capturados. Expresó que los cinco muchachos y él se encontraban en la finca desde el pasado lunes, y que debido a que su lancha no llegó a buscarlos, pasaron esos hombres y les pedimos ‘raid’”, dijo.

Cuando le preguntamos qué había pasado con los que dice él que andaban esa lancha con las armas, Chow dijo que se habían dado a la fuga dejando varada la lancha, y que ellos no huyeron porque consideraron que no habían cometido delito alguno.

El jefe de la Base Naval, capitán de Fragata, José Marín, dijo que presuntamente la lancha ocupada es propiedad de Donly Mendoza, el mismo dueño de una lancha capturada por la Fuerza Naval el año pasado con varios barriles vacíos de combustible, y dotada de un motor de 200 caballos de fuerza.

Esta vez, además de las armas, municiones y barriles vacíos, fue ocupada la lancha con dos motores grises, Yamaha, de 115 caballos de fuerza cada uno.