Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

OSLO / Agencias

Nicaragua firmó el pasado 3 de diciembre en Oslo, Noruega, la Convención de Oslo sobre Municiones en Racimo, representado por el Embajador de nuestro país ante el Gobierno de Dinamarca, Ricardo Alvarado.

El pasado 30 de mayo, 111 estados adoptaron el Convenio relativo a las municiones en racimo en una conferencia celebrada en Dublín, Irlanda.

La adopción de este tratado prohíbe el uso, producción, almacenamiento y transferencia de municiones en racimo.

Las municiones en racimo son contenedores con submuniciones explosivas diseñadas para abrirse en el aire, dejando caer y esparciendo cientos de submuniciones que explotan en contacto con objetos o la tierra.

En su intervención ante el plenario, el representante de Nicaragua, Ricardo Alvarado, señaló que Nicaragua ha apoyado los Instrumentos Jurídicos Internacionales que en materia de desarme se han adoptado y suscrito; y ha compartido las preocupaciones de la comunidad internacional acerca del grave daño que causan las municiones en racimo a las poblaciones civiles, durante y después de los conflictos armados.

Expresó que el Gobierno de Nicaragua se sentía complacido de firmar la Convención en Oslo, la que inicia una nueva etapa en materia de desarme internacional, al prohibir y estigmatizar el uso, producción, comercialización y almacenamiento de las municiones en racimo. Delegaciones de más de cien países se hicieron presentes en Oslo para la firma de la Convención de Municiones en Racimo.