Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Hoy once de diciembre cumplen tres años de haber muerto en un lamentable accidente de tránsito, los jóvenes Carlos Alberto Roiz Sotomayor y Ernesto Cantillano Álvarez, en la segunda entrada de la colonia Centroamérica, en Carretera a Masaya.

Una misa se oficiará hoy en la Iglesia de Fátima de la Colonia Centroamérica a las 5:00 pm por el alma de estos dos jóvenes que murieron en la plenitud de sus vidas. El domingo se oficiará otra misa a las 8:00 am en la Capilla de la Santísima Trinidad de la Colonia Nicarao, y las familias Roiz-Cantillano invitan a sus familiares y amistades para que los acompañen.

Ambos jóvenes fueron arrollados por dos conductores ebrios que corrían como bólidos, se cruzaron el semáforo en rojo e impactaron el carro conducido por Carlos, en compañía de Tito. Ambos murieron en forma instantánea. Los conductores fueron Alejandro Norori, y según una periodista de un Canal de TV, el otro era un miembro de la familia gobernante.

Francisco López (Director actual de Petronic) presentó a la Policía del Distrito V a Ervin González como la persona que supuestamente conducía la camioneta Prado del FSLN, y éste y Norori fueron procesados por el delito de Homicidio Culposo y condenados a tres años de prisión.


Nunca guardaron prisión
Pero jamás estuvieron detenidos, ni después del accidente ni cuando fueron condenados y sentenciados. Siempre les dieron la medida cautelar de “arresto domiciliar”, y una juez de ejecución de sentencia, tres meses después, los puso en libertad condicional por no tener antecedentes penales. Según las familias Roiz y Cantillano, tanto la Policía del Distrito V como la fiscal Verónica Nieto se parcializaron en el caso.