•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La flotilla naval de Rusia que ha estado en Venezuela y Panamá visitará también Nicaragua del 12 al 15 de diciembre, como parte de su misión en América Latina, anunció en Moscú el portavoz de la marina rusa Igor Dygalo.

La flotilla rusa integrada por el destructor Almirante Chabanenko y dos buques de apoyo debería llegar el viernes al puerto de Bluefields, en la región Caribe.

Nicaragua es el único país además de Rusia que ha reconocido la independencia de dos regiones separatistas en Georgia después de la guerra ruso-georgiana en agosto.

El Kremlin ha dado pasos para reconstruir alianzas con Cuba y Nicaragua y cultivar nuevos amigos, como Venezuela -en esfuerzos para expandir la influencia de Rusia en el mundo- y competir con Estados Unidos.

El almirante Chabanenko es parte de un escuadrón naval ruso que visita Latinoamérica, en el primer despliegue de ese tipo en el hemisferio occidental desde la Guerra Fría. El viaje es considerado como un reflejo de la molestia del Kremlin por el uso de barcos militares estadounidenses para entregar ayuda a Georgia después de la guerra.

La flotilla rusa en América Latina estuvo encabezada por el crucero nuclear Pedro el Grande. Además de visitar Panamá los buques rusos efectuaron maniobras conjuntas con la armada de Venezuela el 1 de diciembre. La visita coincidió con un viaje del presidente ruso Dimitri Medvedev a Venezuela y otros países en la región.

Dygalo dijo que el almirante Chabanenko iba a concluir su presencia de seis días en una base naval panameña y cruzaría de nuevo el Canal el jueves e viaje hacia Nicaragua. El crucero Pedro el Grande permanecerá en alta mar durante la visita, agregó.

La gira caribeña es el mayor despliegue naval ruso desde los tiempos soviéticos, en marcado contraste con los caóticos noventas, cuando los barcos quedaban acumulando herrumbre en sus atracaderos por falta de fondos.

No deberían entrar
"Esos buques no pueden ingresar al país porque no están autorizados por la Asamblea Nacional que es la única facultada para aprobar cualquier ingreso de tropas o naves militares, dijo el secretario del Parlamento, el liberal Wilfredo Navarro.

Navarro manifestó que se dieron cuenta de la llegada de los buques porque los rusos lo anunciaron" y advirtió que de hacerlo sin autorización de ese poder del Estado se estaría violando la Constitución y la soberanía del país.

El procedimiento para permitir el ingreso de tropas extranjeras al país, según la Constitución, es que el presidente emita un decreto y lo someta a la ratificación del Parlamento para que tenga validez, explicó Navarro.