Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega justificó ayer la entrada ilegal al país de buques de la armada rusa, aduciendo que no se cumplieron los requisitos establecidos en la Constitución Política porque la Asamblea Nacional no ha sesionado, y por tal no aprobó el decreto que autoriza la entrada de dichos barcos.

Según el mandatario, el Gobierno envió a la Asamblea Nacional dos decretos ejecutivos donde se autoriza la entrada de tropas extranjeras y la salida de tropas nacionales para “una cantidad de operaciones a lo largo de 2009 con países amigos con los que hay convenios de cooperación”, y que vienen a realizar labores humanitarias.

El primero de los países que mencionó Ortega fue Estados Unidos, y, el último, Rusia, pero hizo énfasis en las relaciones con Francia, con quien “hay bastantes vínculos”.

Sin embargo -continuó Ortega- debido a la crisis política que mantiene varado al Parlamento, ambos decretos no fueron aprobados. El mandatario estaba seguro de que el pasado martes, cuando estaba prevista una sesión legislativa, se podrían aprobar los decretos, y por eso “mandó publicar en La Gaceta el decreto que autoriza el ingreso de los buques de la marina de la Federación rusa que vienen en plan de cooperación amistosa”.

“Yo sólo cumplo”
“Yo estoy cumpliendo con mi deber”, expresó el mandatario durante su discurso en la XIII Promoción de Oficiales del Ejército de Nicaragua.

“Estos barcos estarán a pocas horas de llegar a las aguas territoriales nicaragüenses y nos estamos preparando para recibirlos, mientras tanto, está el problema de la Asamblea Nacional”, dijo ya rayando las 9:30 de la noche.

Después recordó que cuando Iván Escobar Fornos fue presidente del Parlamento sucedió algo parecido, y volvió a justificar la ilegalidad de la estadía de la flotilla rusa: “Luego, cuando la Asamblea Nacional se pudo reunir se aprobó (el decreto que autoriza la permanencia de buques extranjeros). Por lo tanto, es mi obligación tal y como manda la Constitución (emitir el decreto)…”, prosiguió.

“Yo quiero hacerle un llamado esta noche a los diputados que están negándose a aprobar leyes, a que se reúnan, sesionen y aprueben leyes para el interés y bienestar de nuestro pueblo”, expresó.

Otra conspiración
Ortega recordó nuevamente las raíces sandinistas del Ejército y aseguró que “fuerzas tenebrosas” conspiran contra él.

“El Ejército ha venido fortaleciéndose a pesar de que desde el noventa hasta el año pasado, había grupos extremistas vinculados a los gobiernos que conspiraban para desintegrar y hacer desaparecer al Ejército”, afirmó.