Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) enviarán a más de 60 periodistas de vacaciones de Navidad y Fin de Año, sin cancelarles los seis meses que les deben en concepto de publicidad.

El presidente de la CSJ, Manuel Martínez, comunicó ayer la mala noticia a los periodistas --en su mayoría de radio--, que tienen espacios noticieros que financian con publicidad estatal y privada.

Martínez dijo que la crisis en la Asamblea Nacional --de no haber sesiones-- ha provocado problemas en otros poderes del Estado y ministerios, porque no se ha podido conseguir la reforma al Presupuesto General de la República, lo cual afecta al Poder Judicial.

El presidente de la CSJ expresó que no podrán pagar a los periodistas, porque el día anterior consultó al ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, y le comunicó que mientras la Asamblea Nacional no sesionara no hay recursos, no hay fondos, y, por consiguiente, no pueden pagar.

“No me están preguntando, pero a mí no me han pagado”, dijo Martínez, quien hace dos semanas convocó a una reunión urgente de Corte Plena para que a él y a otros colegas liberales les pagaran sus aguinaldos.

Periodistas de diversos noticieros radiales expresaron su malestar por la noticia de Martínez, quien semanas atrás se comprometió a pagarles parte de la publicidad que tienen retrasada desde hace seis meses.

Los periodistas habían pedido a Martínez que cumpliera con los contratos de publicidad que firmaron hace seis meses, porque el incumplimiento les ha provocado problemas económicos en sus hogares, de por sí afectados por la situación nacional y mundial.

Vale mencionar que Martínez aún no ha convocado a Corte Plena para tomar medidas de ahorro en la asignación de combustible, reducción en el mantenimiento de vehículos y entrega de llantas a funcionarios administrativos del Poder Judicial, como reclaman los sindicatos.

La CSJ tampoco ha tomado medidas en torno a la contratación de personal por compromisos políticos y más de “fantasmas” que, según los sindicalistas, sólo llegan a retirar el cheque con salarios muy por encima al de los empleados en general.