•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN

El sueño que la madrugada del domingo empezaba a disfrutar Holman Antonio Tinoco Valdivia, dentro de un taxi que alquiló para trasladarse a su casa, terminó de forma abrupta, luego de que un acompañante del taxista le amenazara con una pistola 45 y lo despojara de 25 mil córdobas en efectivo.

La victima señala a René Valdivia, de 28 años, como la persona que le intimidó con el arma para robarle, pero también denunció a Róger Antonio Suárez, alias “Chaquira”, conductor y dueño de un taxi blanco con rayas múltiples, por ser cómplice del asalto, ya que cuando aconteció el ilícito ni se inmutó, y luego recibió parte del botín.


Un menor involucrado
El robo fue consumado a eso de la una de la mañana, cerca del caserío Sullivan, a unos cinco kilómetros sobre la vía Rosita-Siuna, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Hay una tercera persona involucrada en este delito tipificado como robo con intimidación, pero se trata de un menor, que recibió cuatrocientos córdobas, suma que además la Policía Nacional de Rosita recuperó en un tiempo récord.

A René Valdivia, además de ocuparle el arma usada para el robo, una pistola calibre 45, serie 21144, con portación legal número B1073322, también le encontraron veinte mil córdobas en las bolsas del pantalón.

Otros tres mil le ocuparon al taxista, con lo que suman 23 mil 400 córdobas, faltando 1 mil 600, que los implicados ya habían gastado, según informó el jefe policial de Rosita, teniente José Alex Chacón Mora.


¿Broma o coartada?
Se conoció que fuera de la audiencia preliminar, los dos imputados mayores admitieron los hechos, por lo que se les acusa ante el juez de Distrito de Audiencias, Fulgencio Velásquez, así como ante el fiscal del caso, Reimundo Arróliga. Los señalados dicen que lo hicieron a manera de “broma”, para “burlarse del denunciante, ya que éste, supuestamente en estado de ebriedad, ofendió sus egos de hombre”.

Esa hipótesis es una simple coartada que ojalá no deba tomarse en cuenta en el proceso judicial, dijo el teniente Chacón, quien está más que convencido de que los señalados cometieron un robo con intimidación y por ello deberán pagar a la sociedad.