AFP
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Diputados de la oposición de Nicaragua pidieron al gobierno de Rusia que se abstenga de llevar sus barcos de guerra a la costa nicaragüense mientras el Congreso no lo haya autorizado, como establecen las leyes.

Cuatro miembros del directorio del Congreso y los jefes de bancada de los partidos de oposición, incluidos el Partido Liberal y el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), entregaron una misiva al embajador ruso en Managua, Igor Kondrashev.

En el documento, le agradecen "el gesto amistoso y de buena voluntad" por la visita de las naves militares pero le piden que los barcos no ingresen si no tienen el respectivo permiso.

"Mientras no sea otorgada la debida autorización de esta Asamblea Nacional, mucho agradeceríamos que, en aras del respeto a la soberanía territorial de Nicaragua y de las estrechas relaciones de amistad y cooperación que unen a nuestros pueblos y gobiernos, las referidas naves permenezcan en aguas internacionales", dice la misiva.

Decreto no fue ratificado por el parlamento
El presidente Daniel Ortega anunció la noche del jueves la visita de los buques, pero reconoció que su decreto para autorizar el ingreso no fue ratificado por el parlamento, que está paralizado por un conflicto interno tras las elecciones municipales del 9 de noviembre.

"Yo estoy cumpliendo con mi deber, estos barcos ya estarán a pocas horas de llegar a lo que son las aguas del mar territorial y nos estamos preparando para recibirlos", dijo Ortega la noche del jueves durante un acto de graduación de cadetes del Ejército.

La flotilla rusa, que participó en maniobras militares junto a naves venezolanas, está integrada por el destructor "Almirante Chabanenko" y dos buques de apoyo, y estaba programado que permanecieran en el país hasta el lunes, según un portavoz de la marina rusa.