Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

Un extraño proyecto de resolución de una auditoría que se realizó en la municipalidad de Rivas, en el cual no se encontraba ningún tipo de responsabilidad al alcalde saliente, René Martínez Somoza, fue rechazado por los contralores, informó el colegiado Lino Hernández.

Martínez Somoza, conocido por ser el más entusiasta animador de los eventos partidarios del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), apareció días antes de las elecciones municipales del pasado 9 de noviembre, anunciando su apoyo al candidato del oficialismo y “ganador” de esa contienda Wilfredo López.

“Les dijimos a los auditores que ese proyecto de resolución no estaba bien, que no estábamos satisfechos, porque no se establecía responsabilidades, y que lo revisaran bien, porque las situaciones de las que habla el informe de auditoría ameritan otra cosa”, dijo Hernández.

Entre esas irregularidades, de acuerdo con Hernández, se encuentran desembolsos sin documentación soporte de casi 60 mil córdobas, la existencia de bienes inmuebles que supuestamente fueron adquiridos por la alcaldía rivense, pero que no están registrados a su nombre.

También se encontraron ingresos por pagos de impuestos y otros servicios, que no se depositaron y que fueron usados para pagar gastos corrientes, así como proyectos y obras que no cumplieron con el proceso que establece la Ley de Contrataciones, como la exigencia de fianzas a los encargados de la ejecución, la no existencia de bitácoras de trabajo e incumplimiento de plazos de entrega.

“Es decir, frente a esta gran cantidad de irregularidades, los auditores nos pasaron un proyecto de resolución, en el que no encontraron responsabilidades, y eso no puede ser”, dijo el colegiado Hernández.

“Es más, hubo un contralor que hasta abogó para que se aprobara el proyecto de resolución diciendo: ‘Si es buena gente el jodido, hombre’, pero (la petición) no prosperó, porque yo por lo menos dije que si había alguien que lo quería ayudar, pues por lo menos que le costara un poquito más”, añadió.


Enormes desfalcos en alcaldías menores
Por otra parte, el contralor Hernández informó que se aprobaron tres auditorías especiales en igual número de municipalidades, después que se revisaron los presupuestos de 2004 y 2005, y se encontraron grandes desfalcos en relación con el tamaño y población que representa.

En la alcaldía de Acoyapa, dijo el colegiado, se encontró un faltante de 874 mil 664 córdobas del pago de impuestos y otros ingresos. Indicó que Berna Aguilar, directora administrativa financiera de esa entidad, se hizo responsable del “hueco financiero”, el cual resarciría antes de que finalice el año, pero los contralores decidieron autorizar una auditoría especial para profundizar sobre el asunto.

La segunda comuna donde se ordenó una auditoría especial es la de Boaco, pues en ella, según una auditoría de cumplimiento de 2005, existe un total y absoluto desorden: por un lado, una conciliación de cuentas señala una diferencia de 887 mil 976 córdobas, y, por otro, la existencia de 3 millones 180 mil córdobas, que fueron utilizados sin documentación que los soporte.

“Imaginate cómo será el desorden, que los auditores ni siquiera quisieron pronunciarse. y recomendaron de una vez la auditoría especial”, indicó Hernández.

La tercera municipalidad a la que se le medirán las costillas con una auditoría especial será Totogalpa, donde no existe ningún tipo de orden administrativo financiero, y hay obras que fueron pagadas, pero no ejecutadas, hasta por 133 mil 214 córdobas.