Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Por cuarta ocasión, las autoridades de la estatal Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) anunciaron la inauguración de la planta de tratamiento de aguas residuales de Managua. Esta vez, prometen que la apertura será en febrero de 2009, pero antes la habían prometido para el último trimestre de 2007, luego a mediados de este año, después en diciembre y ahora –dicen-- en febrero de 2009.

De acuerdo con el boletín informativo número 14, publicado por Enacal en este mes, la inauguración de la planta de tratamiento será hasta en febrero de 2009, “debido a problemas detectados en el sistema de rebombeo del (barrio) ‘Pedro Joaquín Chamorro’”, y, además, debido a que las “intensas lluvias” de septiembre y octubre pasado no favorecieron a la empresa contratista para que pudiera realizar las obras correspondientes.

Las obras de la construcción de la planta de tratamiento iniciaron en 2006, con el fin de evitar que las aguas negras de la capital terminen vertidas en el lago de Managua, pero, además, para suspender el avance del proceso de contaminación del Lago Xolotlán. Las obras físicas se construyen en un área de cerca de 30 manzanas, ubicada de La Subasta dos kilómetros al lago.

“Va para febrero”, promete Enacal
En noviembre de 2006, el entonces presidente de Enacal, Luis Debayle, prometió que esa obra estaría lista y funcionando en el último trimestre de 2007, pero el 13 de febrero del año pasado, la nueva presidenta ejecutiva de la Aguadora, Ruth Selma Herrera, aseguró que la inauguración de la planta sería a mediados de 2008, luego dijo que sería en este mes de diciembre, y ahora resulta que fue atrasada, por lo que se espera que finalicen la construcción en febrero del año entrante.

De acuerdo con los funcionarios de Enacal, el costo total del proyecto es de más de 80 millones de dólares, monto financiado con préstamos y donaciones de KFW de Alemania, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Alemán de Desarrollo. Ese dinero será cancelado por los usuarios comerciales, industriales, institucionales y domiciliares que estén conectados a la red de alcantarillado
Según declaraciones de Herrera a inicios del año pasado, la planta industrial va a permitir que los pobladores de Managua, Ticuantepe, Veracruz, y los sectores cercanos al aeropuerto, depositen sus aguas servidas para ser tratadas, y se estima que en 2010 recibirá hasta 183 mil metros cúbicos por día.