•  |
  •  |
  • END

El barrio “Rafael Amador Ríos”, del Distrito II, se alzó con el primer lugar en la final del concurso “¿Quién tiene las bolas más grandes?”, que impulsó la alcaldía de Managua en todos los distritos de la capital.

Justina Padilla, muy emocionada, recibió el premio consistente en 4 mil dólares, más una canasta con artículos de granos básicos. Los otros lugares también obtuvieron premios en dólares, que entregó el vicealcalde Neri Leiva Orochena.

“Doy gracias por haber ganado este premio, al delegado ingeniero Modesto Rojas, quien nos apoyó, a la gente de la promotora social y a las empresas que patrocinaron este concurso”, dijo Justina.

Concurso educacional
Agradeció al alcalde Dionisio Marenco haber llevado a cabo el certamen con los pobladores de Managua, “porque resulta un programa educacional donde damos ejemplo para que la población clasifique de la basura lo que es material reciclable”.

Neri Leiva Orochena, Vicealcalde de Managua, dijo que el certamen fue iniciativa del edil Marenco hace tres años, para darle un valor a la basura y de esta manera comenzar a crear conciencia en la población de no lanzar la basura a la calle.

“La iniciativa de ponerle ¿Quién tiene las bolas más grandes?, fue precisamente para que la gente elaborara bolas de basura reciclable y así participar en los concursos que se llevaron a cabo este año”.

3 mil niños reciben un balones
Dijo que en el mismo concurso se entregó un balón a cambio de pelotas de papel y cartón, a unos 3 mil niños.

El vicealcalde estimó que en los tres años que se ha realizado el concurso participaron unos 80 barrios de Managua. Dijo que en el cierre del concurso participaron barrios que habían estado en los certámenes preliminares de años anteriores.

El concurso fue respaldado por varias empresas privadas como Coca Cola y Café Presto, y el Cosep también tuvo una participación activa.

Las gigantescas pelotas de basura reciclable fueron vendidas por los pobladores a empresas recicladoras que llegaron al Parque de la Biblia, donde se cerró el certamen.

El vicealcalde calcula que casi medio millón de balones se repartieron a los niños y ala población.