•  |
  •  |
  • END

Puso su dedo en el stop de la grabadora, no volteó la mirada y salió con rabia, sin siquiera despedirse. Ahí acabó la entrevista. Abruptamente si se quiere. El cerebro económico de este gobierno, acostumbrado a cuestionar, abandonó una de las habitaciones de la casa donde despacha, al escuchar las críticas que la gente diario hace en la calle y que este diario reproduce.

Bayardo Arce Castaño, antiguo comandante de la Revolución Popular Sandinista, sacó al reportero que lleva adentro. El mismo que dejó de ejercer hace más de 30 años, pero al que constantemente recurre cuando se trata de responder preguntas incómodas.

Este Bayardo de ahora, el asesor económico, esquiva la mirada cuando responde contento la temática que domina y mira fijo cuando responde con sarcasmo. En esta entrevista, quizá malograda para el entrevistado, se abordan tópicos de suma importancia para la nación, muchos de ellos revueltos en una nube de incógnitas.

Si se trata de sacar lo esencial de la entrevista, esto sería: los Poderes del Estado deben dialogar para superar la crisis; el gobierno quiere que la Esso le compre el petróleo directamente a Albanisa; Unión Fenosa tiene bien ganada la autorización del alza al servicio de energía, y no es desplome para el gobierno el no tener mayoría en la Asamblea Nacional.

¿Qué salida le ve a usted a la crisis entre el Poder Legislativo y Ejecutivo?

No creo que haya propiamente una crisis entre los poderes Legislativo y Ejecutivo. Creo que lo que hay es una altisonancia política, una retórica caliente. Como evidentemente hay un discurso cruzado entre los magistrados, creo que la única salida es la que siempre ha experimentado Nicaragua: el diálogo.

¿Ya están iniciadas esas pláticas?

La verdad, no estoy metido en la esfera política, pero entiendo que no se ha dejado de hablar en ningún momento, ni en el seno del Poder Judicial ni en la Asamblea, ni en el seno de las fuerzas políticas. Hasta donde sé, el diálogo se ha mantenido, buscando cómo la altisonancia que hay baje de tono y las contradicciones se solucionen.

¿No cree usted que lo más sensato es que el presidente Ortega se siente a negociar y evite la confrontación?

¿Y por qué el presidente Ortega?

Porque no tiene mayoría en la Asamblea Nacional.

El hecho de tener minoría no te obliga a negociar.

Lo del Presupuesto

Eso puede perjudicar la aprobación del Presupuesto.

El Presupuesto no está perjudicado en lo más mínimo. Si los diputados deciden no aprobar el Presupuesto, que eso es lo que decidieron, el que envió el Presidente entra en vigencia, según la ley.

Pero la oposición puede aprobar el Presupuesto como se le antoje.

Bueno, es una facultad que tiene la Asamblea, pero creo que en la Asamblea hay gente responsable. En esta Asamblea hay gente que sabe que con la economía no hay que andar jugando a la politiquería.

Los medios que lo atormentan

Esa politiquería igual influye en el clima de inversión del país.

Sí, cuando un inversionista que no nos conoce agarra por ejemplo EL NUEVO DIARIO o La Prensa en internet, le parece que si viene aquí, viene a una suerte de Serbia o a los tucos de Yugoslavia. Menos mal que los inversionistas no se dejan ir por los periódicos.

Hoy estaba leyendo que don John Maisto, que fue embajador aquí, viene a ponerse al frente de una inversión, viene ahora convertido en un manager de un grupo inversionista.

¿Cómo va la renegociación de los bonos bancarios?

Ese es un proceso sobre el cual no podemos entrar en detalles. Cuando vos estás negociando una deuda, no podés estar dando a conocer cada propuesta o contrapropuesta.

Lo que sí hay que tener claro es que estamos buscando el objetivo y hemos encontrado acogida de los dos bancos. Los fondos que están presupuestados este año próximo para amortizar los bonos bancarios pudiéramos reprogramarlos, de tal manera que esos fondos se usen para enfrentar problemas del país.

¿Hacia dónde se destinarían esos fondos?

A problemas sociales y de infraestructura. Ahorita presupuestamos como diez millones de dólares para iniciar la reconstrucción de Puerto Cabezas, contamos con 14 millones de dólares que ya están en el país entregados por Venezuela.

Al señor Murilo Portugal le solicitamos que el FMI nos ayude a gestionar recursos extraordinarios. Igual le planteamos al representante del Banco Mundial. De ambos organismos hemos encontrado respuestas positivas.

¿En el proyecto de Presupuesto se tomó en cuenta que el próximo año puede haber problemas externos o internos como los ocurridos este año?

Hemos tomado en cuenta algunas fluctuaciones internacionales de la economía. Es imposible prever hasta el último detalle de una fluctuación internacional. Todo el mundo apunta a que el petróleo no va a bajar más allá de 90 dólares de ahora en adelante, esa es una cifra que nosotros tenemos que replantearnos de cara al futuro, pero también es cierto que si mañana viene Estados Unidos y se le ocurre atacar a Irán, el petróleo se va a 200 dólares, y eso no hay mago económico que lo prevea.

Se escuda en “Los Pipitos” para defender ONG fantasmas

¿Habrá reformas al Presupuesto del próximo año?


Sí, es inevitable. Si el Presupuesto se aprueba en ley tiene que estar aprobado de aquí al viernes. Aunque aprobaran uno de aquí al viernes, con reformas que ya conocemos, como las que a EL NUEVO DIARIO no le gustan, por cierto, las ayudas a Organismos No Gubernamentales como Los Pipitos, como el Zoológico, como la Casa-Archivo Rubén Darío.

Aun si se hiciera eso y se aprueba un Presupuesto con la participación de la Asamblea, tendríamos que hacer una reforma, porque en el momento que lleguemos a un acuerdo con los bancos tendríamos que decirle a los diputados: “Vean, señores, tenemos tanta plata para pagarle a los bancos y ahora hemos llegado a un acuerdo con los bancos y ese dinero lo podemos ocupar en tal cosa”.

El Estado no es casa de caridad para darle tanto dinero a las ONG.

El Estado se debe a la sociedad. El Estado maneja plata que pagamos vos y yo. Que un gobierno ayude a través de instituciones, es normal.

Sí, pero este Estado no tiene religión oficial y hay una lista de más de 50 iglesias católicas que piden.

Y la mayoría de la población es católica. ¿Y qué tienen en contra de que las iglesias hagan algo por la gente? ¿Por qué se opone EL NUEVO DIARIO a que un sacerdote tenga un proyecto?

Es sólo que el Estado no es centro de caridad.

Esos feligreses que llegan a la iglesia contribuyen con sus impuestos.

El caso Esso y el encubrimiento de Albanisa

El presidente Ortega dijo que ya están afinando los detalles del acuerdo con la Esso, ¿qué contempla ese acuerdo?

Les estamos diciendo: “Ok, mirá, ese crudo que comprás y ese derivado que comprás, que además la mayoría de los registros que tenemos dicen que comprás a Venezuela, compralo a través del mecanismo que ha suscrito Venezuela para apoyar a Nicaragua. Tu negocio sigue igual”.

¿La Esso compraría el petróleo que Venezuela le da a Nicaragua? ¿Entonces le compra a Nicaragua?

Sí, ahorita le compra a Pdvsa. Le va a comprar a una subsidiaria de Pdvsa (Albanisa).

¿Así se resolverá el problema de almacenamiento?

No, ellos siguen haciendo su negocio, siguen trayendo su petróleo y lo van a seguir vendiendo. Si se lo compran directo a Pdvsa, Pdvsa no nos puede ayudar. Si se lo compran a una subsidiaria de Pdvsa, que se llama Albanisa, esa sí nos puede ayudar.

¿Y el dinero a quién le queda?
Es venezolano.

¿Entonces en qué nos beneficiamos?

Hay 14 millones puestos en el Banco Central para la reconstrucción de Carazo, hay diez millones de dólares para los pequeños productores, hay un donativo que se le hizo a Telcor, otro a la Policía, están entregando tractores, está viniendo una urea a precios menores, etc.

¿Cuánto ha sido la ayuda venezolana?

Yo no tengo la cuantificación de la ayuda.

Imagino que usted, como asesor económico, le dice al presidente con lo que cuenta y con lo que no.

¡No! ¿Quién te ha dicho que el asesor lleva la contabilidad?

¿No sabe con lo que cuenta el gobierno?

Soy asesor económico y financiero del gobierno, no contador. Si lo supiera te lo diría, me gustaría que EL NUEVO DIARIO reconociera el apoyo que está dando Venezuela a Nicaragua, pero no manejo los datos.

¿El acuerdo con la Esso significa que ya no se va a construir la refinería?

¿Y por qué no?

Le pregunto.

Claro que sí, ese es un proyecto de largo plazo.

¿El embargo de los tanques de la Esso también está dentro de los acuerdos?

¡Umm! Eso fue desde hace rato, te veo desfasada en las noticias.

¿Ya la Esso pagó los impuestos?

No, todavía están negociando ciertos líos administrativos.

¿Eso también está dentro del acuerdo que está negociando el gobierno?

¿Cuál acuerdo?

El acuerdo para que la Esso compre el petróleo a Albanisa.

¡Ah, claro! Si se hace negocio, debe pagar impuestos.

El caso Unión Fenosa

Hablemos un poco de Unión Fenosa, ¿cuándo se van a resolver los problemas de energía?

¿Cuál problema de energía?

Ah, ¿no hay problemas energéticos? Ayer el presidente Ortega estaba hablando de eso.

¿No has oído vos que tenemos un plan de desarrollo para crear una sociedad donde van a entrar 520 megas en todo el año 2008? ¿Pero eso qué tiene que ver con Unión Fenosa? Una cosa es Fenosa y otra los problemas de energía. Unión Fenosa distribuye energía. El problema de energía es de generación. Los gobiernos anteriores no estimularon la generación de energía. Ahorita estamos impulsando la generación más rápida, que es la termoeléctrica, a través de plantas que ya comenzaron a venir.

De aquí al otro año ya tenemos instalados 540 mwh. Se está trabajando en 40 mwh en energía eólica. Eso resuelve el problema energético, independientemente de quién lo distribuye. Esta empresa hasta que venimos nosotros empezó a tener clavos. Nunca dijo nada antes. Estamos hablando con ellos para ver cómo mejoran.

¿Qué está haciendo el gobierno para que Unión Fenosa dé un buen servicio luego de que les autorizaron el aumento?

Estamos hablando con ellos de cómo ese aumento les hace ser más eficientes.

¿Cómo los presionarán?

Yo no soy especialista en energía. Andá hablá con Emilio Rappaccioli, con David Castillo.

Da la impresión de que el gobierno obliga a negociar con una pistola en la cabeza. El presidente Ortega dice públicamente, por ejemplo, que van a declarar de utilidad pública los tanques de la Esso, y luego los vemos negociando con la Esso.

No, es que esperate. Esa salida no está descartada. Aquí el presidente Ortega dijo que iba a nacionalizar la importación del petróleo, no la Esso. Y lo hicimos en los 80.

¿Existe esa posibilidad aún?

Ideay, ¿y si no nos ponemos de acuerdo para que ellos traigan el petróleo? Lo tenemos que traer nosotros. Y si alguien puso una pistola en la cabeza, para que recordés --ese es el problema de los malos periodistas-- fue Unión Fenosa, porque aquí no habíamos asumido el gobierno cuando vino una notificación de que estaban cobrando un seguro en el Miga del Banco Mundial y una demanda.

Increíble paranoia

Pero como EL NUEVO DIARIO sólo quiere atacar al gobierno, entonces excusa a la Esso, excusa a Unión Fenosa, porque quiere atacar al Frente Sandinista.

¿Por eso les autorizaron el alza?

¡¿Y es que vos no te das cuenta de que el barril de petróleo vale 90 dólares y va a llegar a 100?! ¿No subiste vos el precio del periódico cuando subió el papel?

Estamos hablando de Unión Fenosa.

¡Pues Unión Fenosa le subió el precio porque subió el precio del petróleo!

Pero no había luz.

Desde noviembre se subió la luz.

Hace muchos meses que no hay luz y los recibos salieron igual de altos.

Bueno, ¿qué es lo que pretendés con tu entrevista?

Hacerle preguntas.

Te he dado las respuestas. Si lo que querés es ir a atacar al gobierno, andá hacelo.