•  |
  •  |
  • END

Con versiones encontradas, y sin brindar una posición oficial, el gobierno del presidente Daniel Ortega evitó referirse de manera categórica a la decisión de la Unión Europea de suspender desembolsos por el orden de los 46 millones de dólares, fondos que estaban destinados como apoyo presupuestario a Nicaragua para este 2008.

El semanario Confidencial publicó este domingo, en su última edición, que Benita Ferrero-Waldner, Comisaria Europea de Relaciones Exteriores, oficializó dicha decisión a través de una carta que envió el pasado viernes al canciller Samuel Santos López.

Un funcionario de la Delegación de la Comisión Europea establecida en Managua, confirmó a EL NUEVO DIARIO la información: “La noticia es tal como es. No hay nada más que agregar”.

El pasado 24 de noviembre, la comisaria Ferrero-Waldner expresó a través de un comunicado, la preocupación de la Unión Europea por los señalamientos de fraude y falta de transparencia en las elecciones municipales.

En esa misma comunicación, la dignataria ofreció al gobierno del presidente Ortega el apoyo de la UE para realizar un recuento de votos, una revisión o hasta una repetición del proceso electoral.

No hubo respuesta
El funcionario consultado por END este lunes, indicó que al no existir respuesta de parte del gobierno sobre este llamado que hizo Ferrero-Waldner, se emitió esta oficialización del congelamiento de los desembolsos.

“Pasó un tiempo después de las declaraciones de la Comisaria Europea, que fue hace unas tres semanas. No se hizo nada, entonces se envió un comunicado al gobierno nicaragüense”, dijo.

“Entonces, ¿debido a que no hubo respuesta a esto (el primer llamado de Benita Ferrero) es que se lanza este comunicado (del congelamiento)?”, le insistimos. “Bueno, no es así tan sencillo, pero grosso modo, sí”, respondió el funcionario de la Delegación de la UE en Managua.

Y aclaró: “Ésta no fue una decisión a nivel de Delegación. Fue una decisión a nivel Gobierno-Comisión Europea. No hay mucha información, pero es lo que es”, sostuvo.

Hasta este lunes, la Cancillería nicaragüense no había emitido una respuesta oficial sobre el congelamiento del desembolso de los 46 millones de dólares, equivalentes de unos 37 millones de euros.

Santos elude el tema
En una breve conversación telefónica, el canciller Samuel Santos evitó hablar sobre el tema. “Estoy saliendo de la Asamblea ahorita”, dijo, para excusarse de inmediato y cortar la comunicación, justo en el momento que le preguntábamos sobre el congelamiento de los desembolsos.

Valdrack Jaentschke, Ministro Secretario de Cooperación Externa, afirmó de manera escueta que los millonarios desembolsos de la comunidad europea se harán efectivos en los próximos días, lo cual contradice la posición de la Comisión de la Unión Europea, oficializada en la carta de la comisaria Benita Ferrero-Waldner.

“La Unión Europea va a desembolsar una parte que tenemos comprometida para 2008”, dijo la mañana de ayer, durante una actividad en un centro de convenciones capitalino.

“La parte que tenemos comprometida para 2008, se va a desembolsar en estos días”, añadió Jaentschke sin mayores comentarios.

En días recientes, Thierry Frayssé, Embajador de Francia en Managua, indicó a EL NUEVO DIARIO que ya era “un poco tarde” para efectuar el desembolso del millonario paquete retenido.

En dicha entrevista, el embajador francés señaló las condiciones que Nicaragua debe mantener para un desembolso en tiempo y forma de la ayuda presupuestaria para 2009: Transparencia, Gobernabilidad, Democracia y respeto a los Derechos Humanos.

La ayuda española
Por su parte, Elena Montobbio, coordinadora general de la Agencia Española de Cooperación, AECI, aseguró que dicha entidad continuará ejecutando los proyectos que se desarrollan en el país.

“Nuestro compromiso es con el pueblo nicaragüense. Vamos a buscar cualquier fórmula para seguir contribuyendo con el pueblo más empobrecido”, dijo Montobbio, previo a la celebración de los 50 años de Intermón Oxfam en un centro de convenciones en Managua.

Según el economista Mario Arana, la cancelación de los desembolsos de parte de la cooperación internacional, implica que un porcentaje del Presupuesto de este año quedará sin financiamiento, lo cual aumentaría el déficit presupuestario.

Agregó que de hecho, eso posiblemente explica el retroceso en reservas internacionales, que es una mezcla de comercio exterior, con recursos que no han entrado al país.

Se deben hacer todos los esfuerzos para ver que estos problemas se resuelvan, en aras de una situación internacional en crisis económica, y la importancia de que Nicaragua adopte una política amplia de proteger al país de los efectos de la crisis internacional, dijo.

Esa protección, según el economista, se logrará si el país logra mantenerse dentro del programa con el Fondo Monetario Internacional, FMI; mantener fluidas todas las fuentes de cooperación; y buscar cómo presentar la mejor imagen para que exista un buen clima de inversiones.

(Con la colaboración de Matilde Córdoba)