•  |
  •  |
  • END

El general en retiro Joaquín Cuadra Lacayo expresó ayer que el presidente Daniel Ortega comenzará a pagar sus errores políticos en las próximas elecciones municipales de 2008, “porque ahí es donde la gente cobra los errores de sus gobernantes”.

Cuadra, quien fungió como comandante en jefe del Ejército de Nicaragua de 1995 a 2000, tras haber participado como guerrillero y comandante militar del Frente Sandinista de Liberación Nacional en la guerra civil de los años 70 y 80, dijo que el actual presidente “no está siendo incluyente ni abierto ante los actores de la sociedad nicaragüense”.

“Cada cual tiene derecho de imponer su estilo propio de gobierno, el estilo de Ortega no se ha caracterizado por ser incluyente, no se ha caracterizado por ser un gobierno abierto, al contrario, ha tenido un gabinete bastante cerrado y partidario, y bueno, eso es su decisión”, expresó Cuadra, quien a la salida de su cargo militar militó temporalmente en organizaciones políticas de centro-derecha adversas al izquierdista FSLN.

“¿Qué costo político les va a traer su actuación al presidente y a su equipo de poder? Eso estará por verse, pero no es lo que algunos nicaragüense esperábamos que fuera este gobierno, de unidad y reconciliación, pero esa es su decisión de gobernar y tendrá que pagar caro el costo de sus errores, y los comenzará a pagar el año que viene en las elecciones, que es donde la gente en Nicaragua se cobra las deudas a sus gobernantes”, advirtió Cuadra, quien aseguró estar fuera de cualquier organización política.

El ex jefe militar señaló como uno de los principales errores del actual gobierno, tratar de imponer sus criterios y acciones encima de los demás poderes del Estado, además de ser intolerante a las críticas, principalmente en el caso de la instauración de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC).


Sebo y manteca
“Los CPC, incuestionablemente, tienen una razón y derecho de existir como organización partidaria, pero creo que el gran error que se está dando es tratar de convertir estas organizaciones partidarias, en organizaciones estatales o paraestatales”, dijo.

“Eso es lo malo, mezclar el sebo con la manteca, nada tiene que ver una cosa partidaria con una cosa del Estado, el Estado es de todos los nicaragüense, es neutro, una institución que no se debe andar manoseando por asuntos politiqueros”, criticó Cuadra.

Del mismo modo, el general en retiro expresó su confianza en que las Fuerzas Armadas de las que alguna vez fue comandante en jefe, mantendrán la distancia y el profesionalismo frente a las crisis políticas que constantemente asoman al país.

“El Ejército no es juez para juzgar cuál Constitución es buena o mala, esos tiempos ya pasaron, eso es un problema político y se resolverá políticamente, de tal forma que hoy tengo la seguridad de que el Ejército va a jugar a la institucionalidad”, manifestó durante un evento de graduación de cadetes, organizado por el Ejército de Nicaragua, donde participó el mismo Daniel Ortega, quien al final del evento se acercó a saludar cordialmente a un Cuadra serio y distante del que fuera su antiguo jefe supremo.