Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El delegado departamental del Ministerio de Educación (Mined) en Managua, Eduardo Palacios, estima a que al cierre de 2008 el rendimiento académico que registrará el departamento llegará al 82 por ciento.

¿La causa? “El hábito de estudio, que se está recuperando entre el estudiantado principalmente en primaria”, dice. Según Palacios, en primaria calculan que el rendimiento descrito alcanzará a finales de 2008 el 85 por ciento.

Mientras en secundaria oscilará entre el 75 y el 80 por ciento. El año pasado, de acuerdo con Palacios, el rendimiento, en general, alcanzó el 80 por
ciento.

El doctor Juan Bautista Arríen, representante delegado de la Organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) en Nicaragua, indica que no duda de que el rendimiento haya mejorado en tan poco tiempo en el país.

Sin embargo, aclara que es difícil precisar cifras relativas al respecto en este momento. “Honestamente, no sabría decir cifras o cuantificar ese rendimiento”, insiste el experto en Educación.

Palacios argumenta que: “Los alumnos ya están tomando el hábito de estudiar y por eso vamos a salir un poquito mejor. Aunque claro, los estudiantes de primaria son los que están subiéndolo, porque en secundaria seguimos teniendo problemas, pues los estudiantes no son tan aplicados como
se quisiera”.

Español y Matemática, el dolor de cabeza
Las materias de Español, Matemática, Física y Química son las asignaturas donde el estudiantado de educación media tiene pegones. “Como siempre, esas son las clases que menos dominan”, recalca el funcionario.

Pero reitera que donde “hay voluntad” --tanto de maestros como de estudiantes-- esas materias se superan. “Por ejemplo, en el Instituto ‘Modesto Armijo’, todos los alumnos superaron Matemática, y un 70 por ciento Español, de modo que si ellos aplican a cualquier examen de admisión saldrán bien”, destaca.

Arríen agrega que él ha constatado dentro y fuera de la capital que hay más sentido de equipo en el sistema de educación pública. “Hay más participación, hay una serie de actitudes positivas, por ejemplo, más articulación en todos los niveles y más seguimiento alumno por alumno”, asegura.

“Pero cuantificar cómo todo ese cambio en el aspecto de pedagogía y de relaciones humanas ha impactado en el rendimiento académico, no podría. Sería aventurado hacerlo”, subraya.

La matrícula
Eduardo Palacios, delegado del Ministerio de Educación (Mined) en Managua, adelanta que el próximo año prevén un aumento “récord” en la matrícula escolar. El funcionario calcula que el incremento oscilará entre el 5 y 8 por ciento.

En 2008, la matrícula en Managua alcanzó los 350 mil alumnos, según Palacios. “Este año la deserción escolar osciló entre el 15 y 20 por ciento. Fue manejable y son porcentajes menores a los reportados en años anteriores”, destaca. Esa reducción, según Palacios, tiene que ver con el mantenimiento del Programa Integral de Nutrición (PIN) escolar.