•  |
  •  |
  • END

El canciller Samuel Santos confirmó que el próximo año, Arturo Cruz Sequeira dejará su puesto como Embajador de Nicaragua en Estados Unidos, lo cual, según fuentes cercanas al gobierno, ha causado preocupación en la Casa Blanca, pues el funcionario ha sido pieza fundamental para mantener las relaciones entre ambos países.

Santos dijo a EL NUEVO DIARIO que Cruz Sequeira asumirá compromisos pendientes como catedrático del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE) en Managua, y que, se espera, deje su puesto el próximo año.

Otras fuentes diplomáticas dijeron a END, que la inminente salida de Cruz obedecía, efectivamente, a un permiso que la entidad académica le había otorgado para formar parte del gobierno del presidente Daniel Ortega, autorización que caducó el pasado mes de octubre.

Fuentes periodísticas señalan la existencia de una lista de sucesores de Arturo Cruz, entre los cuales destacan el mismo canciller Santos, el ministro secretario de cooperación Externa Valdrack Jaentschke, y el procurador general Hernán Estrada, pero el gobierno ha evitado pronunciarse sobre este punto.

“Arturo tenía un compromiso con el INCAE, que él tiene que cumplir. Tiene que dejar en algún momento su cargo”, dijo Santos, quien luego comentó: “Será el próximo año”.

“Él pidió un permiso en el INCAE por un tiempo específico. Ese permiso ya se le venció hace algunos meses. Entonces, él tiene esos compromisos, unas cátedras…”, afirmó el canciller, quien minimizó la noticia al señalar que se trataba de un procedimiento “normal” y “natural” en la gestión de cualquier gobierno. “El gobierno de Estados Unidos también cambia de embajadores”, argumentó.

Santos destacó la “estupenda labor” realizada hasta ahora por Arturo Cruz, y rechazó que esto tenga algún efecto negativo en las relaciones entre Managua y Washington.

Pero fuentes cercanas al gobierno indicaron que el regreso de Cruz desde Washington ha generado incertidumbre y preocupación dentro del gobierno de Estados Unidos, sobre todo ahora que se ha planteado la reconstrucción de las relaciones diplomáticas, tras la última visita del canciller Santos a propósito de la posible cancelación de la Cuenta Reto del Milenio.

“A ellos (gobierno estadounidense) les preocupa la salida del embajador Arturo Cruz, porque lo ven como un magnífico interlocutor y conocedor de lo que está pasando en Estados Unidos”, explicaron las fuentes.

“Entonces, sienten que pierden un buen elemento, y están con nerviosismo por saber quién es el que regresa. Eso los tiene un poco preocupados, además que tienen pendiente el tema sobre cómo reconstruir la relación”, afirmó el informante a END. “Lo bueno es que no se ha roto la relación”, comentó.

Cruz es profesor miembro de la facultad del INCAE, y su enseñanza en dicho centro está enfocada en el análisis del entorno político. Sus investigaciones se centran en el análisis de tendencias sociales y políticas de América Latina.