Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Edén Pastora denunció ayer que el ex Presidente Arnoldo Alemán quiere robarle a unos amigos suyos, originarios de Costa Rica, 51 manzanas de tierras costaneras, ubicadas en Tola, Rivas, donde desarrollan un proyecto turístico.

Pastora hizo la afirmación al consultarle en torno a una denuncia que por amenazas de muerte interpuso en su contra el abogado rivense Javier Cardoza, quien asegura que a través de su asistente, el primero le mandó a decir que “sobre mí cadáver pasará si no regreso las 51 manzanas de tierra que integran la finca El Gavilán”.

Según Cardoza, Pastora le mandó a decir que le daba hasta las doce de la noche de este domingo para que regresara la propiedad, ya que de lo contrario era mejor que se despidiera de su familia, por lo que lo responsabilizó por cualquier cosa que le suceda a él o su familia.

Pastora afirmó que nunca ha amenazado a ese señor (Cardoza) y lo que dice es una mentira del tamaño del Momotombo. “Si es ladrón, no amenazo a ladrones, porque los mato”, que no me ande usando para figurar.

De acuerdo con la versión de Pastora, llamó a Cardoza para preguntarle el teléfono de un “testaferro de Alemán” de nombre Víctor Guayaban, porque le están robando una propiedad a unos amigos ticos que él trajo al país hace más de 15 años, y que tienen inversiones en turismo. Dijo que Mario Masís Segura es amigo suyo.

“Alemán quiere robar tierras valiosas”

“Alemán le está queriendo robar las 51 manzanas que son muy valiosas y donde hay nueve casas de mar y desarrollan un proyecto turístico”, afirmó Pastora, quien cree que la Procuraduría General de la República (PGR) fue sorprendida con mentiras y manipulaciones como las sabe hacer el grupo y los familiares de Alemán para obtener una Carta de No Objeción.

Según Cardoza, la amenaza de Pastora Gómez lo tomó por sorpresa, porque nada tiene que ver en el litigio, y su única relación es que es abogado de Víctor Dávila, encargado de las tareas de vigilancia en las propiedades de Geninsa.

Dávila, según el expediente del caso, fue nombrado depositario en un secuestro ejecutado por Geninsa en contra de Masís, pero nunca tomó posesión del cargo.

Pastora adelantó que conversaría la situación con el Procurador General de la República, Hernán Estrada, porque la Carta de No Objeción no aparece por ninguna parte.

Estrada emitió una Carta de No Objeción de la propiedad, inscrita bajo el número 30,340 a favor de Gestiones y Negocios S.A. (Geninsa), donde Alemán es socio con su esposa María Fernanda Flores, su suegra y otros familiares.

La propiedad, inscrita bajo el número 30,340, tomo 316 del Registro de la Propiedad Inmueble de Rivas, perteneció primero a Juan José Duarte y Belinda Cortez Borge, quienes la recibieron con la reforma agraria en 1989 y se la vendieron a Masís y a otros inversionistas extranjeros.

Posteriormente, Geninsa la adquiere a través de un poder generalísimo, presuntamente falso, pues Duarte ha afirmado que nunca lo firmó, después Alemán se la vendió a Turismo Moderno S.A., donde el Presidente es su amigo Abraham Selman Hasbún.

Meses atrás, la PGR le ordenó administrativamente al registrador de Rivas cancelar todos los asientos registrales de la propiedad, y así se hizo quedando a nombre del Estado.

Recientemente, la PGR emitió una Carta de No Objeción a favor de Geninsa, que fue utilizado por el apoderado de la sociedad para obtener un fallo a su favor en un secuestro promovido contra Masís, quien asegura que en el Juzgado Civil de Rivas cambiaron una sentencia que había a su favor porque se negó a pagar 3,500 dólares.